Aventura de lujo en Punta Mita

El nuevo ‘hot spot’ de los destinos mexicanos, con resorts y estancias exclusivas; un destino donde los deportes acuáticos emergen y se vuelven un referente mundial.
punta mita  (Foto: Patricia Madrigal)
Juliana Frick

La marea está baja, el mar, picadísimo y la panga que nos viene a buscar tiene problemas para llegar a la costa. Normalmente atracaría en la arena, pero hoy tenemos que meternos al agua, e intentar con una destreza desconocida: saltar hacia dentro entre el movimiento intenso de las olas. Eso hacemos. Mientras nos adentramos en el mar, me aferro a los parantes del bote –que se mueve como si fuera de papel. El vaivén es casi incontrolable pero, de repente, a lo lejos, distingo lo que descubro como una forma enorme, hermosa, totalmente monumental: una ballena.

Despues viene una más, y otra. Las olas de dos metros se olvidan y el vértigo y el mareo también. Pamela, nuestra host de Vallarta Adventures, nos cuenta sobre las jorobadas, que llegan en noviembre desde Alaska y se quedan hasta marzo en las aguas nayaritas para aparearse y tener sus crías. “Los mejores meses para encontrártelas son enero y febrero, hay tantas que las ves desde la costa”, afirma con orgullo.

Como pez en el agua


Punta Mita, construido sobre un pueblo de pescadores, hoy es una de las playas más exclusivas de la costa mexicana.
En el paisaje se distinguen primero, las islas Marietas, que protegen la bahía del mar y del viento, y al fondo, la bahía de Banderas. Fue en esta zona donde en los setenta, Jacques Costeau descubrió la riqueza de su fauna y su flora marinas, y luego se volvió área protegida. Por eso, el buceo y el esnórquel son esenciales aquí.

No importa que nunca hayas practicado alguna de estas actividades; el entrenamiento empieza en la alberca del hotel, donde un instructor te muestra el lenguaje de señas y a respirar por la boca, para que te acostumbres al agua y no te dé un ataque de pánico en pleno océano. Una vez que te sientes seguro –y que tienes los conocimientos básicos–, te llevan al mar para sumergirte y descubrir pulpos, tortugas, mantarrayas y otros peces exóticos. Si te animas, puedes sacar tu certificación y volverte un buzo profesional, si no, un chapuzón con esnórquel basta para relajarte, sumergirte y descubrir un mundo paralelo. De repente, entre olas, se distingue un pelícano con su aspecto de pájaro prehistórico que da una vuelta en pleno vuelo y se deja caer en picada. Podría venir hacia nosotros, pero le parece más apetitoso agarrar un pez.

Sobre las olas

Afuera del hotel Des Artistes del chef Thierry Blouet, en Punta de Mita, se encuentra la playa El Anclote, que según los locales es el mejor lugar para empezar a surfear. Las olas son suaves y no hay muchas corrientes, además aquí encuentras varias escuelas e intructores de surf. En la tarde ya se distinguen varias tablas esperando la mejor ola.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Arturo González es instructor de buceo y de surf, un profesional que se formó a base de años y años de práctica en el mar. “En Punta Mita hay ocho o nueve puntos donde practicar surf; cada uno con condiciones diferentes, desde aguas tranquilas hasta olas de tres metros y medio de altura. Aquí viene gente de Hawai, Huatulco, Puerto Escondido. Es el underground del surf.

Para los principiantes, Arturo recomienda las playas de La Lacha, Burros y El Anclote, donde las olas son más lentas. Pero los expertos pueden probar su adrenalina en las más extremas, como El Faro, La Bahía, Veneros y El Paredón. “Para surfear las mejores olas no hace falta ser un experto. Basta tener las condiciones correctas y una buena tabla (un longboard). Con esto, en un par de horas ya puedes subirte y deslizarte”, me explica entusiasmado, y agrega: “La clave está en animarse y no frustrarse, porque al final es como andar en bici; a base de repetir lo logras, aunque te caigas 30 veces”. Mientras nos subimos a las primeras olas, notamos que lo que toma más tiempo es perfeccionarse para entregarse a la trinidad sagrada del surf “la ola, la tabla y tú”.

Ahora ve
John McEnroe se lanzó contra Serena Williams y ella le respondió
No te pierdas
ç
×