Salen a la luz 11 templos mayas

El hallazgo podría ser parte de la 'ruta al inframundo' mencionada en los textos del Popol Vuh; también se encontró una calzada y restos humanos y artesanales que datan de hace casi 2000 años
La expedición descubrio restos humanos aunque afirma que no
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Arqueólogos mexicanos descubrieron una serie de 11 templos subterráneos en el estado de Yucatán, la mayoría con restos humanos en su interior, que podría ser parte de la ruta hacia al inframundo maya del que habla el libro sagrado Popol Vuh.

El hallazgo, que también incluyó una calzada subterránea de casi 100 metros de extensión -el primer descubrimiento de este tipo- consiste en construcciones muy elaboradas ubicadas dentro de cuevas y cenotes, algunas debajo del agua y de muy difícil acceso.

El arqueólogo subacuático Guillermo de Anda, que dirige la investigación, consideró probable que los templos y la calzada formen parte de un tortuoso camino para entrar al Xibalbá, o el inframundo del que habla la mitología maya.

De acuerdo al libro sagrado de los mayas, el Popol Vuh, al final del camino se encuentra "un cuerpo acuoso con casas." El Xibalbá era un lugar oscuro e inaccesible al que llegaban la mayoría de las almas de los muertos.

"En algunos de los templos es obvio que había prácticas de sacrificio y en algunos otros hay depósitos únicamente de huesos y restos de cerámica," dijo el jueves a Reuters De Anda, investigador de la Universidad Autónoma de Yucatán, en una entrevista telefónica desde la ciudad de Mérida.

"Muy probablemente se estaba resguardando esta zona como receptáculo para las almas o para el paso de ellas," agregó.

La península de Yucatán, en el sureste de México, fue una de las principales zonas de influencia de la civilización maya y es rica en hallazgos arqueológicos como la famosa ciudad de Chichén Itzá.

Inframundo Sagrado

En los templos -en los que se han hallado además de restos óseos humanos y de cerámica, a manera de ofrenda, esculturas que parecen aludir a sacerdotes- se aprecia un modelo común: una especie de portal con piedras labradas y un pequeño acceso de un metro de alto y 50 ó 60 centímetros de ancho.

Entre los restos encontrados está una vasija de unos 1900 años, pero la mayoría de los vestigios podrían datar del periodo comprendido entre los años 700 y 850, dijo el Instituto Nacional de Antroplogía e Historia (INAH) en un comunicado.

El investigador dijo que la calzada subterránea, que es muy similar a las que existen en Chichén Itzá, termina con tres grandes plataformas. Metros más abajo se hallaron más cuevas, algunas secas y otras bajo el agua, lo que sería la ruta hacia el inframundo de los mayas.

"Para nosotros esto es una manifestación del Xibalbá," dijo el investigador. "Esta es una comprobación de la sacralidad tan grande que tenían las cuevas y cenotes que eran templos naturales y anexos de los templos en superficie," añadió.

Los 11 templos y la calzada fueron encontrados durante los pasados cinco meses como parte de una investigación que se extenderá por dos años más y en los que los especialistas esperan encontrar más construcciones.

México, donde florecieron los imperios maya y azteca, tiene registrados unos 40,000 sitios arqueológicos.

Ahora ve
No te pierdas