Publicidad
Publicidad

Obama insiste en la reforma de salud

El proyecto contempla extender la cobertura a más de 30 millones de estadounidenses sin seguro; también prohíbe a aseguradoras imponer límites anuales de servicios o plazos de atención.
Barack Obama, presidente de Estados Unidos, considera que los bancos no han mostrado remordimientos por los riesgos que han adquirido desde antes de la debacle financiera. (Foto: Reuters)
obama

El presidente Barack Obama lanzó este sábado una renovada campaña para la aprobación de la reforma de salud en el Congreso y prometió a los estadounidenses que comenzarán a cosechar los beneficios desde la promulgación de la ley. Mientras los aliados demócratas de Obama en la Cámara de Representantes y el Senado luchan por fundir los proyectos de ley en uno solo, el presidente usó su discurso semanal por radio e Internet para aliviar las dudas públicas sobre su mayor prioridad doméstica.

El presidente regresó a la palestra del debate sobre salud luego de estar preocupado esta semana por las brechas de seguridad que permitieron el asalto frustrado en un avión que se dirigía a Estados Unidos el día de Navidad.

"Estamos a punto de aprobar una reforma de salud que finalmente ofrecerá a los estadounidenses la seguridad de saber que tendrán servicios médicos de calidad y a su alcance cuando pierdan sus empleos, cambien de trabajo o se enfermen", sostuvo.

Publicidad

Basándose en el amplio resentimiento público hacia las grandes aseguradoras, Obama prometió que "las peores prácticas de la industria de seguros serán prohibidas".

Aunque reconoció que tomará algunos años implementar por completo las reformas, Obama insistió en que "cada estadounidense debería saber que una vez que promulgue la ley, habrá decenas de medidas y beneficios que entrarán en vigencia este año".

El mandatario sostuvo que los cambios inmediatos incluirán permitir a los estadounidenses sin seguro con condiciones preexistentes adquirir cobertura a costos razonables , prohibir a las compañías de seguro imponer plazos de atención y límites anuales de servicios y dar a pequeñas firmas créditos para que ofrezcan cobertura a sus empleados.

Publicidad

La reforma de salud establecerá los mayores cambios en cuatro décadas en la industria de 2.5 billones de dólares. Ambos proyectos de ley extenderán la cobertura a más de 30 millones de estadounidenses sin seguro y crearán programas para que las personas puedan adquirir el plan que más les convenga.

Pero los demócratas que controlan el Congreso afrontan duras negociaciones para unir los proyectos , que difieren en temas como impuestos, el aborto y respecto a si debería haber un plan de seguro administrado por el Estado.

Las medidas deben ser fusionadas y aprobadas de nuevo por cada cámara del Congreso antes de ser enviadas a Obama para su promulgación.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad