Publicidad
Publicidad

El reto de mejorar la eficiencia de la distribución del agua

A la escasez del recurso hídrico en México se suman las deficiencias de la infraestructura.
tratamiento de aguas
Impulsores En México, SUEZ trabaja en el mercado municipal en la operación y la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales, plantas de desalinización y plantas de potabilización de agua. (Foto: tuachanwatthana/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: TBY ( the business year ) es un grupo de medios globales especializado en investigaciones económicas sobre mercados emergentes.

Jordi Valls (JV) es el CEO de SUEZ México desde 2016. Fue consejero delegado de Aguas Andinas en Santiago de Chile y exdirector general de AGBAR en el Reino Unido, ambos relacionados a la industria del agua.

México afronta grandes retos para lograr darle un uso sustentable al agua. A la escasez del recurso hídrico, se suman las deficiencias de la infraestructura.

TBY: ¿Cuáles son los principales impulsores del crecimiento de SUEZ en México?

Publicidad

JV: En México, trabajamos en el mercado municipal, más específicamente en operación y construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales, plantas de desalinización y plantas de potabilización de agua. Al mismo tiempo, trabajamos en conjunto con GE Water & Process Technologies, que SUEZ adquirió hace un año. Esta empresa se centra en el sector industrial, y para nosotros es importante expandir nuestra presencia en el sector industrial.

Actualmente estamos enfocados en tres temas principales: soluciones tecnológicas avanzadas, servicios a las compañías de agua con el fin de mejorar la eficiencia comercial y todos los servicios relacionados con la mejora de los servicios de agua. Nuestros otros dos campos de acción son agricultura y gestión de desechos. Uno de nuestros objetivos en América Latina es comenzar un negocio de manejo inteligente de residuos.

TBY: ¿Cómo evalúa la sustentabilidad de las redes de servicios públicos de las ciudades mexicanas en comparación con otras ciudades latinoamericanas?

JV: La operación es más o menos la misma. Aquí, hay ciertas tendencias con respecto a la reutilización del agua. Estamos trabajando y operando la gestión de la planta de aguas residuales de San Luis Potosí, y el regulador está utilizando actualmente las aguas residuales para suministrar agua al sector agrícola y para enfriar plantas de energía.

Publicidad

La segunda tendencia se da en quizás uno de los desafíos más importantes que afrontan las redes de servicios públicos, mejorar la eficiencia de la distribución del agua. En la Ciudad de México, por ejemplo, entre el 50 y el 60% del agua se pierde en las tuberías. El promedio de América Latina es similar. En Europa, es del 18-20%, mientras que en lugares con escasez, como Las Vegas o Singapur, es del 5%.

Es importante mejorar la eficiencia física porque estamos en posición de reducir la inversión en CAPEX.

TBY: ¿Qué razones llevaron a la decisión de construir una planta de desalinización de agua en Baja California y qué innovación representará esta para el país?

JV: Estamos trabajando para lograr el cierre financiero para poder comenzar a construir la planta. Es una decisión geopolítica importante y es responsabilidad del gobierno de Baja California y del gobierno federal. Esta planta es importante para mejorar la autonomía hídrica de esta parte del país.

Publicidad

Además, la desalinización es una gran tecnología. Su costo ha ido disminuyendo gracias a la tecnología que reduce el costo de la energía necesaria para desalinizar. Sin embargo, no es posible ser la única opción.

Necesitamos más fuentes de agua, gran parte de nuestra agua proviene de ríos, acuíferos y desalinización; es necesario tener una división entre estas diferentes opciones.

TBY: ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los diferentes tipos de acuerdos público-privados que ha firmado con diferentes niveles del gobierno?

JV: Depende de la meta que el país quiere alcanzar y la seguridad que brinda el sector público. Hay varios modelos. Un modelo de PPP es el contrato de servicio, donde, por ejemplo, en la Ciudad de México, SUEZ proporciona un 50% de servicio al cliente a una empresa pública de agua: facturación, medición, red, centros de llamadas, oficinas y cobranza.

Publicidad

El otro es construir, operar, transferir (BOT, por sus siglas en inglés), que es extremadamente confiable porque México tiene excelentes regulaciones. En México, en los últimos 10 a 15 años, el gobierno invirtió una gran cantidad de dinero en asociaciones público-privadas (PPP) y proyectos BOT y el sector privado participa en el despliegue y desarrollo de la infraestructura de agua.

El tercero son las concesiones, donde el cliente es el usuario final y en ese caso hay más preocupaciones políticas. En este momento estamos trabajando en una concesión en Saltillo, donde el 55% es una empresa pública propiedad del municipio de Saltillo y el 45% es SUEZ. Hemos estado trabajando en esta concesión durante los últimos 15 años y los resultados son excelentes en términos de necesidad pública, ya que la tarifa es más barata y la eficiencia comercial y física es una de las más altas del país.

Los programas de PPP son posibles de implementar si resuelve la necesidad pública. Si no existe una necesidad pública, entonces las PPP no funcionarán, sin importar cuán excelente sea la relación o ganancia del cliente.

TBY: ¿Por qué se pierde un porcentaje tan alto del agua en las tuberías y cómo empresas como SUEZ pueden contribuir a resolver este problema?

Publicidad

JV: La cuestión más importante por resolver es la eficiencia física. Invertir en activos no es suficiente si no se mejora el mantenimiento de la red para reducir las fugas. El primer paso es crear macro y micro sectores en la red. Después de esto, uno está en la posición de controlar la micro sectorización y gestionar una presión específica.

Podemos manejar la presión con nueva tecnología (para abrir y cerrar las válvulas) y también para encontrar dónde se encuentran las fugas sin romper la acera. Uno puede usar, por ejemplo, gas helio o sonido; sin embargo, en la Ciudad de México utilizar este último es difícil por lo ruidosa que es la ciudad.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad