Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo presentar una demanda por despido injustificado en México?

La Reforma Laboral de 2019 trajo consigo diversos cambios en el proceso. Ahora es posible obtener una sentencia definitiva en seis meses, desde los cuatro años que tomaba anteriormente.
mar 16 agosto 2022 05:09 PM
(Fotografía temática de despido)
Entre los principales cambios destaca que ahora las audiencias son grabadas por voz.

Ignacio Sánchez trabajaba como despachador para una gasolinera en Texcoco, Estado de México, desde mediados de 2019. Pero un lunes del pasado mes de mayo, al llegar al lugar donde laboraba, el patrón le expresó con voz tajante: "Hay un cambio de administración, tenemos que terminar nuestra relación laboral”.

La noticia lo tomó por sorpresa, pero lo que le resultó injusto fue que la empresa solo le ofrecía un finiquito, cuando la ley establece que un trabajador despedido injustificadamente tiene derecho a tres meses de salario. "No quise quedarme con los brazos cruzados”, dice Sánchez. Entonces decidió acudir con una abogada e iniciar el proceso para demandar a la empresa por despido injustificado.

Publicidad

¿Cómo iniciar una demanda laboral?

La Reforma Laboral, publicada el pasado 1 de mayo, establece que los conflictos laborales ahora pasarán de las Juntas de Conciliación y Arbitraje a manos del Poder Judicial, el cual implementará tribunales especializados.

Además, ahora es obligatoria, para la mayoría de los casos, la etapa prejudicial conciliatoria, en la que se buscará llegar a una solución, sin necesidad de poner en marcha una demanda.

De acuerdo con datos de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo, el 75% de los asuntos que han llegado hasta el momento se resuelven por la vía de la conciliación. El caso de Ignacio Sánchez pasó a formar parte del porcentaje.

El acuerdo, pactado en Centro de Conciliación Laboral del Estado de México, fue que Sánchez recibiría dos meses de sueldo y prestaciones, lo cual, subraya, le resultó más conveniente. “Yo quería más dinero y no perder el tiempo en una demanda que puede durar años. Lo logré. Estoy seguro de que ellos, como empresa, buscaban lo mismo que yo, así que ambos salimos ganadores”, asevera.

¿Y si no hay conciliación?

Mariana Sánchez tiene 27 años y trabajaba, hasta hace un par de meses, en una tienda departamental de tamaño mediano. Por cuestiones familiares, pidió un permiso sin goce de sueldo del 1 al 15 de mayo, el cual, le fue otorgado por la empresa.

Al terminar el lapso, regresó a su lugar de trabajo con “total normalidad”, cuenta. Los días transcurrieron y ella siguió realizando sus actividades habituales, sin embargo, para la quincena posterior del permiso, su recibo de pago llegó en ceros.

“Obviamente no me iba a quedar de brazos cruzados. Tenía que hacer algo, porque ese despido fue completamente injustificado. Decidí contactar a un especialista y empezar el proceso de demanda”, asevera.

La demanda de Mariana Sánchez siguió un procedimiento ordinario, tras no haber llegado a ningún acuerdo en la etapa prejudicial conciliatoria. Este, es considerado por Alejandro Avilés, presidente del Colegio de Abogados Laboralistas de la Ciudad de México, como el “procedimiento por excelencia o común”, sostenido entre empresas y trabajadores. Este procedimiento también se sigue en casos de trabajadores que buscan un reconocimiento de antigüedad o el pago de determinados salarios caídos.

¿Cuánto dura un procedimiento ordinario?

Este procedimiento ordinario comienza con la presentación de la demanda del trabajador, en la cual deberán anexarse las pruebas y la constancia de no conciliación expedida por el Centro de Conciliación, en la que se certifique que no hubo acuerdo entre las partes.

En las 24 horas siguientes a la presentación de la demanda, se turnará al Tribunal correspondiente, el cual deberá dictar el acuerdo de admisión respectivo dentro de los tres días siguientes.

Una vez admitida la demanda, el Tribunal tiene cinco días para notificar a la parte demandada, quien a su vez tiene 15 días para contestar y presentar las pruebas a su favor. Hasta aquí sumarían 24 días.

Al contestar la demanda, el patrón puede aceptarla. Si esto ocurre, el juez citará en un plazo no mayor a 10 días a una audiencia de juicio para dictar sentencia.

En caso contrario, el juicio seguirá su curso. El trabajador recibirá la contestación de la empresa a su demanda y tendrá ocho días para responder: objetar pruebas, formular observaciones de la contestación de demanda y, en su caso, ofrecer nuevas pruebas.

La empresa tendrá otros cinco días para objetar las pruebas pruebas ofrecidas por el trabajador. En esta parte del procedimiento existe la posibilidad de llamar a juicio a algún tercero, que contará con 15 días para realizar sus manifestaciones.

Una vez concluidos los plazos referidos, se citará a una audiencia preliminar, a la que deberán asistir a comparecer tanto del trabajador como el patrón.

En la audiencia preliminar se señalará día y hora para la audiencia de juicio, en la que se desahogarán las pruebas, se formularán los alegatos, se declarará cerrada la etapa de instrucción y se emitirá la sentencia, con lo que se pondrá fin al procedimiento. En estos casos, la Secretaría de Trabajo estima un plazo de seis meses.

En el pasado, la presentación de cada prueba ameritaba una nueva audiencia, de tal forma que el procedimiento podía tardar años. Hoy, las pruebas se presentan en una misma audiencia, la cual es grabada. "Antes tenían que pasar meses en lo que hacías la demanda, la presentabas, te notificaban, te daban fecha... Pero este nuevo procedimiento es muy práctico, porque la conciliación prejudicial ya es obligatoria", dice VZ Corporativo.

 

¿Cuánto dinero puede ganar un empleado?

Samir Rosales ingresó una demanda laboral en la búsqueda de cobrar cerca de dos años de sueldos caídos, tras una disputa que tuvo con su anterior patrón.

“Me acuerdo que tomando café con unos amigos, me dijeron que me iban a estar dando más de un millón de pesos o hasta dos, pues uno de ellos había pasado una situación similar. Pero cuando terminó el asunto, casi me caigo, porque lo que terminaron dándome no fue ni una cuarta parte de las expectativas que me había hecho”, señala.

Tanto el Colegio de Abogados Laboralistas de la Ciudad de México como el despacho VZ Corporativo, resaltan que no hay un monto promedio que un trabajador puede ganar u obtener en caso de ganar una demanda laboral por despido injustificado. El monto dependerá de las condiciones particulares de cada caso y de la negociación que se realice en la fase de conciliación prejudicial.

"Antes de pasar a un juicio, nos sentamos a platicar con la contraparte para ver si lo podemos resolver en la mesa”, subraya VZ Corporativo.

 
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad