Publicidad
Publicidad

Sri Lanka, una joya a la altura del CEO

La zona de Galle, Sri Lanka, es una confluencia de estilos europeos con el espíritu asiático; el hotel Amangalla garantiza que los ejecutivos sean tratados como dioses durante su estancia.
Los tratamientos de relajación ayurvédicos son la especialidad del spa del hotel Amangalla. (Foto: Aman Resorts)
amangalla (Foto: Aman Resorts)

"Todo es posible", es la premisa en el Amangalla, donde un grupo de mayordomos garantiza que cada idea o antojo que cruce por tu cabeza pueda realizarse. Este hotel es el punto de partida ideal para explorar Galle, en Sri Lanka, una ciudad repleta de fortalezas con una marcada influencia europea (portugueses, británicos y holandeses han pasado por ahí), pero que conserva el espíritu asiático.

Desde la llegada el huésped es tratado, literalmente, como un dios. Ya sea que el estado de ánimo invite a una excursión por las fortalezas, los plantíos de té o algún templo; u obligue a un día de apapacho en el spa.

Los tratamientos ayurvédicos son recomendados a personas que quieren desconectarse del mundo laboral , por lo que son valoradísimos por empresarios y gente con ajetreados ritmos de vida. Por cierto, su spa recibió una mención en la lista de los mejores  de 2011 de la revista Condé Nast Traveller.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad