Publicidad
Publicidad

LeBron James merece la 'corona' por el campeonato del Heat

El basquetbolista de los Miami Heat calló a la crítica después de coronarse ante los Thunders de Oklahoma City

Durante su presentación con Miami en julio de 2010, LeBron James prometió a los aficionados del Heat que les traería “no dos, ni tres…ni siete”, pero quizá muchos más campeonatos de la NBA .

Mientras que siete u ocho puede ser un gran esfuerzo, King James entregó al menos uno después de que el Heat venciera al Thunder de Oklahoma City en las finales de la NBA. Después de todo, sólo necesitas ganar uno para obtener ocho, ¿verdad?

Le tomó a James nueve temporadas  reclamar su título. Pero esta victoria podría abrir las compuertas. No es sólo que ganó, sino es cómo ganó.

LeBron siempre logró números increíbles durante su carrera. Pero las estadísticas no siempre dicen toda la historia. Es por eso que, a pesar de ser nombrado el Jugador Más Valioso de la NBA por tercera ocasión esta temporada, las críticas todavía hablan sobre su incapacidad de desempeñarse cuando las cartas no andaban bien.

Publicidad

Las críticas señalaron las finales en la serie de playoffs con los Cavaliers de Cleveland en 2010, que incluyó una pérdida en casa de 32 puntos en manos de los Celtics de Boston, donde James fue acusado de no responder a la presión.

También dijo que LeBron huyó  durante las Finales de la última temporada, que vio a Miami arruinar una serie que fue liderada por ellos 2-1, aunque al final los Mavericks de Dallas reclamaron el título.

Esta vez, Miami se ocupó, y fue con LeBron como el punto central. Fue implacable de principio a fin. En un equipo que también impulsó a la superestrella Dwyane Wade, pero James dejó en claro que no iba a ceder ante nadie. King James ganaría su corona él mismo.

James tuvo en promedio más de 30 puntos por juego durante los playoffs de la temporada, incluyendo una primera mitad de 30 puntos en Boston. Terminaría con 45 puntos en ese juego, mientras el Heat evitó la eliminación y ganó la serie.

Publicidad

Casualmente, esa primera mitad de 30 puntos ocurrió un día después de que la leyenda de la NBA y analista de basquetbol, Charles Barkley, implorara a LeBron para que pusiera al Heat en su espalda y los llevara a la Tierra Prometida.

“King James” hizo justamente eso. Y poniendo al Heat en su espalda y llevarlo hacia el título, se quitó a mucha de la crítica encima. Las críticas son cosa del pasado. ¿Qué le depara el futuro? Los aficionados de Miami esperan no dos, ni tres…ni siete, pero quizá más títulos para “King James”.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad