Los vicios financieros de los ‘centennials’

Entre las fugas de dinero que tienen los jóvenes, de entre 15 y 21 años, está el gasto en ropa, música, entretenimiento, alimentos y taxis.
Tecnología indispensable.  El 55% de los centennials no pueden salir de casa sin su smartphone, según un estudio de IAB México.  (Foto: iStock)
Liliana García
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Navegar por Internet, descargar aplicaciones, ver tutoriales, darle like a fotos y compartir videos son actividades que caracterizan a los 'centennials', una generación nacida entre 1997 y los 2000. Adictos a internet y las redes sociales son usuarios informados, pero vulnerables a la publicidad cibernética.

Este grupo de jóvenes muestra dependencia hacia sus dispositivos móviles, utilizan internet gratuito, aman consumir videos y 8 de cada 10 presta atención a la publicidad a cambio de contenido o aplicaciones gratuitas. Solo tres de cada 10 realiza compras y sus medios de pago son tarjetas prepagadas, de débito o PayPal, detalla el Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos entre Internautas Mexicanos: segmento de generación Z, publicado en abril 2017 por IAB México. Entre los productos que más adquieren están ropa, música, boletos para espectáculos de entretenimiento, alimentos y taxis.

Lee: ¿Quieres carro nuevo? Esto te costará

Según Kantar MillWard Brown, agencia dedicada a la investigación de publicidad y comunicación estratégica, actualmente estos jóvenes representan el 27% de la población mundial. “Ellos obtienen dinero de sus padres, algunas veces de becas, por ayudar en el hogar y, en otras ocasiones, de algún emprendimiento propio”, describe Juan José Salas, consultor en Finanzas Personales México.

Gracias a su acercamiento con la información saben comparar precios, asegura el estudio de IAB México aplicado a 190 jóvenes; sin embargo, los especialistas consultados advierten que esta población puede cometer algunos errores que afectan su salud financiera a temprana edad:

Quedarse con dudas


“En México no es común hablar de dinero, mucho menos sobre cómo manejarlo ni administrarlo. Es por eso que cuando alguien tiene dudas sobre cómo otra persona logra una gestión financiera positiva, por pena no pregunta”, cuenta Gabriela Aguado Correa, Directora General del Instituto de Finanzas Personales.

Existen cursos y talleres especializados para el buen manejo del dinero dirigido a jóvenes, dedicados a mejorar el hábito del ahorro y evitar las deudas. El Museo Interactivo de Economía (MIDE), BBVA Bancomer, Banamex y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) tiene cursos de presupuesto, ahorro, herramientas financieras y habilidades para aprovechar los recursos.

Desaprovechar las nuevas tecnologías


El 55% de los entrevistados por IAB México menciona que sus dispositivos móviles son indispensables para poder estar comunicados. “(Es por eso que) los 'centennials' constantemente buscan cambiar de celular, lo que representa un foco de gasto para esta generación”, menciona Salas.

Lee: Tres propósitos financieros para iniciar enero

Aguado Correa sugiere que antes de comprar un teléfono, el joven investigue cuál es el tiempo de vida útil de ese aparato y qué cuidados debe tener para aprovecharlo mejor. Eso ayudará a considerar si la adquisición de un nuevo dispositivo es una necesidad o un capricho. “Si no hace falta gastar en nueva tecnología, no se debe hacer. Es mejor considerar ese dinero extra para realizar otra cosa como un emprendimiento o ahorrarlo para un viaje”.

Tener gastos hormiga


Estos son pequeños gastos que se presentan, en general, como caprichos: tomar taxi o algún tipo de transporte privado, comprar cigarros, comprar café todas las mañanas, desayunar o comer fuera de casa varias veces a la semana. Estos gastos son imperceptibles al principio, pero si se lleva el recuento, el joven puede llevarse una sorpresa no muy grata.

Aguado Correa dice que es vital hacer una planeación consciente de los gastos que se tienen día a día, considerando también el ahorro desde una edad temprana. “Las finanzas personales dependen en gran parte de la educación financiera desde pequeños. Enseñar a nuestros hijos disciplina, responsabilidad e independencia los ayudará a tomar mejores decisiones en el ámbito económico”, dice.

Ser irresponsable con el crédito


Los 'centennials' mayores de 18 años, gracias a sus padres o tutores, pueden tener acceso a una tarjeta de crédito. Pero si no se tiene control y conocimiento de lo que representa este instrumento de crédito, su historial se podría ver manchado rápidamente.

Hay que entender que las tarjetas de crédito no son una extensión del dinero, sino que son recursos prestados y que estos tienen un costo, dicen expertos. “Contar con una tarjeta de crédito se debe tomar con responsabilidad ya que es indispensable saber controlar los gastos y que estos no sobrepasen el ingreso que se tiene”, aconseja Salas. Si los padres optan por darles un plástico adicional a sus hijos, éste deberá tener un tope de suma asignada.

Lee: El ABC para regatear con éxito

Desperdiciar su talento


No considerar tus conocimientos sobre algún tema para poder emprender es un error que muchas personas comenten debido a la falta de información.

La generación Z se caracteriza por tener un pensamiento emprendedor e innovador debido a su constante interacción con lo que sucede en el mundo, dicen los especialistas en finanzas personales. “Utilizar todos los recursos que se tengan y crear una aplicación, por ejemplo, o dar clases de algún tema en el que sean expertos -como inglés, baile o algún deporte-, ayudará a entender los negocios desde joven”, exhorta Salas.

“Generar dinero a través de lo que te gusta y sabes hacer servirá como acercamiento al mundo laboral”, apoya Aguado Correa.

No controlar los gastos en línea

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.


Debido a su constante interacción con el mundo digital, los 'centennials' son considerados el blanco más atractivo para las empresas, según el estudio de EY, firma de servicios de aseguramiento, asesoría, impuestos y transacciones. “Claramente esta publicidad y mercadotecnia llega a su objetivo, asegurar ventas ya sea por internet o en las tiendas”, comenta Aguado Correa.

La interacción con los padres, las pláticas sobre la responsabilidad financiera y consejos de expertos funcionarán para que los jóvenes no caigan en deudas a temprana edad.

Ahora ve
Google le tiende la mano a emprendedores de todo el mundo con este campamento
Te Recomendamos
×