¿Para qué me alcanza con mi crédito Infonavit?

Sí existe la posibilidad de que puedas comprarte un departamento o casa con un crédito de entre 700,000 a 900,000 pesos. Pero debes conocer cuáles son sus limitantes.
Estilo de vida.  Elige una vivienda que esté cerca de tu centro de trabajo o donde haya posibilidad de encontrar empleo, recomiendan los expertos.  (Foto: iStock)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Comprar una vivienda sin pedirle ayuda al banco es posible si el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) te presta entre 700,000 y 900,000 pesos. Aunque hay que ser realistas: es difícil que tu nueva casa esté en la Ciudad de México.

Con este presupuesto, tu próximo hogar puede estar en Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Estado de México, Nuevo León, Baja California, Jalisco, Hidalgo, Querétaro, Morelos, Coahuila o San Luis Potosí, según datos de los portales inmobiliarios Propiedades.com y Vivanuncios.com.mx.

“Veracruz tiene un promedio de 884,179 pesos de precio de compra, esto indica que puedes colocar tu crédito hipotecario con el financiamiento del Infonavit sin necesidad de establecer un estrés financiero o pedir un crédito complementario de la banca comercial”, dice Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com.

Lee: En México solo 28% de las mujeres ahorra para su retiro

Mientras que en la zona del Bajío -que comprende estados como Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí y Aguascalientes-, por este monto una persona puede encontrar propiedades en colonias que no están cerca del centro ni en la mejor ubicación de las ciudades.

Karim Goudiaby, CEO de Vivanuncios.com.mx, estima que las entidades que prometen plusvalía en los próximos cinco años son Estado de México, Querétaro e Hidalgo, porque están cerca de la Ciudad de México donde la gente puede ir a trabajar. Así como Nuevo León y Jalisco, pues son zonas donde hay una demanda permanente de viviendas.

“En bienes raíces no hay razón para que los precios bajen drásticamente, a menos que haya una crisis económica, pero si esperas de tres a cinco años, los precios suben porque hay más inflación, más demanda y más gente", explica Goudiaby.

Si tomas la decisión de comprar en estos estados, tendrías que sacrificar algunas características del inmueble, como que tengan un bajo metraje o amenidades menos innovadoras. “Podrías tener problemas con el wifi, falta de garaje o vivir en zonas o colonias que tienen cierto grado de declive”, explica González.

Lee: ¿Cuándo reestructurar, consolidar o reparar tus deudas?

"El tamaño promedio de las casas y departamentos a las que se tiene acceso con este monto es de entre 60 y 100 metros cuadrados. El 80% de la oferta de vivienda es de segunda mano", dice Goudiaby. Al respecto, González detalla que el crédito puede alcanzar para comprar una vivienda de una o dos habitaciones, con un baño y sin garaje.

Antes de elegir una vivienda, evalua cuál será tu rutina y cuál será la distancia que recorrerás de tu casa al trabajo y viceversa. Si el balance vida-trabajo es negativo, es muy probable que abandones el inmueble, coinciden los expertos consultados.

En México, 14 de 100 viviendas están deshabitadas o en renta, según el estudio de la OCDE: México transformando la política urbana y el financiamiento de la vivienda. “Ha habido un exceso de colocación hipotecaria, que no logró evaluar de manera acertada dónde están los centros de empleo y la distancia entre los nodos residenciales. Eso trajo consigo un costo excesivo para los hogares”, explica el analista de Propiedades.com. “Las parejas solteras o con un hijo y las personas solteras recién egresadas con un nuevo empleo en esas zonas son sensibles al deterioro de la habitabilidad y, por lo tanto, toman la decisión de mudarse o abandonar la vivienda”.

A considerar

El costo de la nueva vivienda absorbe casi todo el crédito hipotecario, por lo tanto, el trabajador deberá contar previamente con un ahorro de entre 10 y 15% del costo de su nuevo hogar para cubrir gastos de investigación, impuestos, escrituración, comisiones, servicios notariales, remodelaciones y mudanza, comenta Goudiaby. Los especialistas recomiendan considerar entre 70,000 y 135,000 pesos extras.

“Cada entidad tiene un esquema de fiscalización diferente. Por ejemplo, en la Ciudad de México 7% del valor del inmueble equivale a gastos de escrituración. Mientras que en otras entidades esta tasa puede ser de 3.5 a 4% dependiendo de la actualización del catastro, la calidad urbana de las ciudades y servicios”, explica González.

Para acceder a un crédito hipotecario con el Infonavit, el empleado deberá haber alcanzado 116 puntos. Estos se calculan de acuerdo a su edad, tiempo de cotización y salario. Si no los alcanza, el ahorro que logró durante su ciclo laboral se depositará en su cuenta de Afore y podrá disponer de él al llegar su edad de retiro.

Lee: Conviene comprar un auto con un crédito de nómina

Los expertos consultados sugieren cuidar que la hipoteca no represente más de 30 a 35% del ingreso mensual del trabajador, realizar un presupuesto y pronosticar a cinco años cuál será la carga en gastos con respecto a su ingreso y su canasta de consumo. ”Incluso si puede pagarla en tres o cinco años, eso le permitirá venderla a mayor valor y mudarse a una casa más grande en caso de que ese sea su plan o su familia haya crecido”, recomienda Goudiaby.

Ahora ve
Cinco datos de Jaime Rodríguez ‘El Bronco’ que seguramente desconocías
Te Recomendamos
×