Guía financiera para armar tu patrimonio en 10 años

Haz que los años más productivos de tu vida te den para comprar un auto y una casa.
Estos son 4 consejos para adquirir tu patrimonio en 10 años
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Como consecuencia del ciclo económico y productivo de la vida, de los 30 a los 40 años la mayoría de las personas tienen la necesidad de crear su patrimonio. Es en esta etapa que los trabajadores comienzan a preocuparse por ahorrar para una vivienda y tener, si aún no cuentan con él, un auto.

La receta para lograrlo es sencilla, pero no mágica. La clave está en tener objetivos definidos y hábitos saludables, coinciden expertos en finanzas personales.

Lee: 3 pasos para empezar a invertir con apps

"Para lograrlo, es necesario que la persona se comprometa a alcanzar una salud financiera primero, esto le llevará tres años. Cuando esté listo podrá comprar primero un auto y después una casa, de lo contrario vivirá endeudado toda su vida", explica Alejandro Saracho, conferencista y autor de los libros Reconfiguración Financiera y Mapa de Riqueza.

Por dónde empezar

Elvira Méndez, catedrática de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle y experta en finanzas, asegura que el camino inicia desde que los jóvenes egresan de la licenciatura, a los 23 o 24 años. "Si logran colocarse en un empleo dentro de una empresa seria, que les ofrezca prestaciones de ley y les pague un buen sueldo, podrán comenzar a juntar los puntos para obtener un crédito Infonavit y tendrán una pensión segura", comenta.

Esta recomendación la lanza porque cada vez hay más jóvenes que se emplean por honorarios. De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el número de personas físicas con actividad profesional y empresarial, que cobran por honorarios y que no cuentan con servicios médicos ni ahorro para el retiro ni vivienda, es de casi 3.4 millones de personas. Esta cifra ha aumentado 1.87% desde febrero del año pasado.

Acaba con tus deudas

A los 30 es común que te lluevan las ofertas para contratar tarjetas de crédito. Acepta solo la que tenga el Costo Anual Total (CAT) más barato e, incluso, la que no tenga anualidad, recomienda Méndez.

Lee: ¿Te conviene una tarjeta de crédito sin anualidad?

Pero si ya tienes deudas en ellas, comienza por pagar las más pequeñas y continúa con las que cobren los intereses más caros. Es decir, explica Saracho, si tienes una tarjeta A en la que debas 10,000 pesos y una tarjeta B en la que debas 20,000, liquida primero la A. Y después aporta el mismo monto de pago que dabas y súmale una cantidad extra para pagar la tarjeta B.

Cinco pasos concretos para hacer que el ahorro te lleve a tus metas

Consigue más dinero

Comienza por dejar de hacer gastos hormiga. Si eres aficionado al café matutino, las golosinas por la tarde y a salir los fines de semana, compra botanas al mayoreo en el supermercado y distribúyelas en el mes. Organizate con tus amigos para hacer reuniones en sus casas y dejar de pagar por cover o bebidas más caras. Podrías lograr ahorros de hasta el 10 y 15%, comenta la académica de La Salle.

Si lo que quieres es pedir un aumento en tu trabajo, dice Saracho, lo que debes hacer es aumentar tus capacidades y conocimientos sobre un tema y demostrar que estás dando más de lo que se te pide. En ese momento, podrás hablar con tu jefe de un aumento. "Si tu experiencia como profesionista te permite ofrecer asesorías o consultorías por fuera, podrías comenzar a cobrar por ellas también", sugiere.

Ahorra e Invierte

Los expertos coinciden en que al reducir tus gastos y tus deudas podrás comenzar a ahorrar del 10 al 15% de tu sueldo. Cuando ya lo hayas conseguido, migra ese dinero a un instrumento financiero que te pague más que la inflación.

Puedes empezar con Cetes Directo -su tasa a un año es de 7.80%-, continuar con un instrumento que te dé un rendimiento del 10% como la inversión en préstamos a través de crowdfunding y saltar a una inversión en fondos que inviertan en la Bolsa Mexicana de Valores. Estos pueden darte entre 9 y 14%. "La selección del instrumento depende de tu perfil de inversión y aversión al riesgo", advierte Saracho.

Lee: 4 formas de invertir y ganarle a la inflación

Concreta metas

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Ahora que ya cuentas con ingresos extras y menos deudas puedes concretar la compra de un automóvil y después la de una casa. "Evita comprar un auto nuevo, porque al salir de la agencia se depreciará 30%", dice Saracho. Y si ya has decidido adquirir esta deuda, trata que no supere entre el 30 o 40% de tu ingreso mensual, advierte Méndez.

Para comprar casa, lo más óptimo es adquirirla en preventa, pues podrías conseguir entre 15 y 30% de rebaja en el precio, comenta Saracho. "Compra primero una casa pequeña que puedas pagar en cinco años, después de ese tiempo habrá adquirido plusvalía, así que puedes venderla y utilizar el dinero para pagar el enganche de la casa de tus sueños", sugiere el conferencista.

Ahora ve
Algunos invitados a la boda real están sacando provecho con subastas
Te Recomendamos
×