Publicidad
Publicidad

El ABC para protegerte de los fraudes financieros

Términos como phishing o vishing son cada vez más comunes. En 2017, cuatro millones de mexicanos fueron estafados con estos métodos. Así puedes blindarte.
Cuentas seguras.
Cuentas seguras. Cualquier descuido es suficiente para un estafador. Es importante prestar atención a las llamadas de supuestos ejecutivos y a los correos sospechosos. (Foto: martin-dm/Getty Images)

Todo comienza con la alerta al usuario de un cargo no reconocido a su tarjeta de crédito o débito y termina en robos exprés. Los estafadores han encontrado, gracias a la tecnología, más formas para conseguir los datos financieros de los usuarios bancarios: a través de llamadas telefónicas (vishing), los mensajes SMS (smishing), los correos electrónicos (phishing), las terminales de punto de venta y los cajeros automáticos.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en 2017 hubo 6.5 millones de quejas. De éstas, cuatro millones fueron de usuarios afectados por vishing y phishing.

“La responsabilidad de cuidar los datos personales –como el número de tarjeta, la fecha de vencimiento, las contraseñas y el RFC– es de cada usuario”, dice Edgar Castillo, catedrático de Finanzas del Tecnológico de Monterrey, quien ha trabajado en el área de prevención de fraudes en varios bancos, como BBVA Bancomer.

Lee también: La banca fortalecerá la lucha frente a fraudes financieros

Publicidad

Frente a sus ojos

El 3 de marzo, Rocío Ortega -de 50 años- recibió una alerta en su email avisándole que su token móvil de BBVA Bancomer había sido activado sin su autorización. Tras llamar al call center del banco, cambiar sus claves de seguridad y presentarse en su sucursal para proteger parte de su dinero en una cuenta de inversión, vino el gran desfalco.

A la siguiente semana, su token móvil fue activado de nuevo por un tercero, que hizo siete operaciones equivalentes a 104,000 pesos. El banco no reconoció el reclamo porque, aseguró en una carta, los ladrones tenían su información por un descuido de ella. El 28 de marzo, le robaron por segunda vez: recibió la llamada de un supuesto ejecutivo, quien le pidió que corroborara un cargo a su cuenta de débito.

Publicidad

“Yo tenía miedo de que de nuevo estuvieran saqueando mi cuenta”, dice la licenciada en comunicación. Les dio sus datos, así como las claves de su cuenta para ‘cancelar’ el cobro. El primer caso ya está en la Condusef, el segundo también fue rechazado por el banco porque ella otorgó su información.

Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión, asegura que estas operaciones inusuales pueden identificarse rápidamente como fraude y que se aclaran en una reunión de conciliación entre usuario, autoridad e institución financiera.

Lee también: El fraude bancario en México provoca 19,000 quejas diarias

Distracción y engaño

Publicidad

El 26 de marzo, Carlos Barraza recibió una llamada a su celular mientras manejaba. “Se escuchaba la música y la grabación de BBVA Bancomer”, dice el ingeniero en audio. El supuesto ejecutivo comenzó a darle varios datos personales, como su fecha de nacimiento, la dirección de su domicilio o el número de su tarjeta.

Barraza -de 34 años- creyó que la llamada era para protegerlo de un cargo no autorizado. Mientras los ladrones tuvieron a Barraza en la línea verificando sus datos, activaron en otro teléfono la aplicación móvil de BBVA Bancomer (el que registra mayor número de quejas por posibles fraudes, según datos de la Condusef). Hicieron un retiro –sin tarjeta– por el monto de 8,000 pesos.

En un segundo intento, los ladrones quisieron hacer otra transferencia, pero la cuenta se bloqueó. Barraza se enteró del robo porque le llegó a su correo electrónico la notificación de la transferencia. Habló al banco, levantó una denuncia, que no procedió “porque el robo lo habían hecho con información que él les había dado”.

Publicidad

El caso no ha escalado a la Condusef. De acuerdo con la Comisión, cuando se trata de saqueos a cuentas de débito sólo 50% de los afectados recuperan su dinero, mientras que en cuentas de crédito la cifra es de 70%.

Lee también: Estos son los bancos que más pagaron por quejas de fraudes

Blinda tu cuenta o recupera tu dinero

Publicidad
  1. Cierra la puerta. Si un supuesto ejecutivo te llama para pedirte datos personales, no confirmes ninguna información. Un ‘sí’ puede darle la llave a tus cuentas.
  2. Cambia de papeles. Conviértete en el sujeto activo, cuelga el teléfono, no respondas SMS ni hagas clic en esos correos sospechosos. Llama al banco para aclarar dudas.
  3. Atento siempre. Revisa mensualmente tu estado de cuenta. Si notas algún cargo no reconocido, informa al banco. El proceso de reembolso tarda hasta tres semanas.
  4. Pide ayuda. Si la cuenta afectada es de débito, el proceso puede ser más largo e, incluso, el banco puede rechazar tu reclamo. Acude a la Condusef para defenderte.
  5. Careo. La Condusef iniciará un proceso de confrontación con documentos y pruebas que demuestren que los cargos fueron hechos por criminales y no por ti.

Nota del editor: Este texto se publicó originalmente en la edición de la revista Expansión 1235, publicada el 1 de junio de 2018.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad