Publicidad
Publicidad

Millennial, diseña un plan de ahorro flexible para tu retiro

Tener un ahorro ajustable a tu presupuesto, transparente y recurrente sí es posible, dicen expertos.
Futuro incierto.
Futuro incierto. De no generar un plan de ahorro a temprana edad, el riesgo de tener una pensión del 28% de tu último sueldo es latente. (Foto: Eva-Katalin/Getty Images)

El ahorro para el retiro parece una tarea que los millennials dejan para después. La libertad de elegir el empleo que los haga más felices aunque no sea formal, cambiar constantemente de trabajo sin generar antigüedad o ser freelance para tener un horario que les permita balancear su vida los aleja cada vez más de tener un retiro digno.

Los jóvenes en México –unos 16 millones que tienen entre 24 y 38 años, según cálculos de Principal Financial Group- están en riesgo de no tener una pensión suficiente al retirarse, porque trabajan en la informalidad. Y, según la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), quienes sí cuentan con seguridad social tendrán una pensión equivalente al 28% de su último sueldo.

Lee: Después de las elecciones, ¿qué sigue para mi bolsillo?

La encuesta nacional '¿Qué piensan los millennials mexicanos del ahorro para el retiro?', aplicada por la Consar a 2,100 jóvenes, revela que aunque es una generación consciente del retiro, no tiene previsión del futuro. "En su mayoría -describe- no llevan un registro de sus gastos-ingresos. Se identifican como un inversionista de perfil conservador, buscan ser emprendedores y, por ello, prefieren trabajar por su cuenta que para una empresa y cotizar a la seguridad social. Y la flexibilidad para decidir dónde y cuándo trabajar determina la permanencia en su trabajo”.

Publicidad

Sin duda, los jóvenes necesitan un empujón, dice Francisco Villa Jasso, director comercial de Soluciones Institucionales del grupo financiero Principal México, ya que su alta rotación en los empleos no les ayuda a mantener el ritmo de cotizaciones suficientes para alcanzar las 1,200 semanas mínimas para tener una pensión.

La regla de dejar de tomar un café por la mañana o sacrificar un entretenimiento presente por un beneficio futuro como el retiro no funciona para los millennials, ellos no dejarán de comprar su bebida favorita o sacrificar su gasto en esparcimiento, comenta el experto.

Por lo que es necesario cambiar la fórmula y priorizar el ahorro: “A tus ingresos réstales el porcentaje del ahorro, aunque sea chiquito, y todo lo que te sobre gástatelo si quieres”, agrega.

Lee: Swap, la app que te permite hacer pagos por redes sociales

Publicidad

Ilse Santa Rita, gerente de Contenidos de la institución financiera GBM, sugiere que para fortalecer el ahorro para el retiro apliquen la estrategia de los “tres cajones de ahorro”. Se trata de ponerle nombre a tres metas (una de corto, otra de mediano y una más de largo plazo que sería el retiro) y aportar para las tres al mismo tiempo.

En un periodo corto se cumplirá la primera meta. Así que el dinero que ahora ya no estará poniendo a ese cajón, el ahorrador podrá dividirlo en los otros dos cajones para acelerar su ahorro. “Es un sistema similar al de pagar deudas (o cascada)” , dice Santa Rita.

Otra preocupación de los millennials es no contar con un ingreso fijo o constante, lo que les impide tener aportaciones voluntarias recurrentes. Hay que recordar que el ahorro para el retiro se fortalece si es frecuente, debido al efecto positivo del interés compuesto, el cual se genera al dejar una inversión trabajando por varios meses o años.

La firma GBMhomebroker ejemplifica que una persona que decide ahorrar 500 pesos mensuales de los 25 a los 35 años, para después dejar que el capital trabaje generando intereses a una tasa del 7%, cuando se jubile -a los 65 años- tendrá 658,783 pesos. Esto pese a que solo habrá aportado 60,000 en total en su cuenta. Si esos 500 pesos se ahorraran por 40 años, el monto aumentaría hasta 3 millones de pesos, agrega Villa Jasso.

Publicidad

Lee: Coppel, Citibanamex y Azteca son las afores más digitalizadas

Los fondos de inversión, coinciden los expertos, son los instrumentos que le permitirían a los jóvenes tener flexibilidad en aportaciones, tener control de en qué se invierte su dinero y saber mes con mes cómo se comporta su rendimiento. En el mercado existen productos que pueden abrirse con 10,000 pesos y recibir aportaciones voluntarias en el momento en el que el millennial cobre un bono o proyecto, incluso también puede depositar pequeñas cantidades continuas.

Villa Jasso está convencido de que a los millennials no se les debe obligar a adaptarse a un viejo sistema de pensiones, sino que las afores, los fondos y los jugadores que ofrecen planes de ahorro para el retiro deben adaptarse a sus necesidades. Por lo que en febrero de este año, Principal lanzó a la Bolsa Mexicana de Valores el ETF para jóvenes, llamado Principal Millennials Index.

Se trata de un índice que sigue el comportamiento o rendimiento de las acciones de empresas como Amazon.com, Apple Inc, Domino’s Pizza, Netflix, HP, Facebook, Starbuks, Walt Disney Company y American Eagle. Este índice ya existía en Estados Unidos desde 2016 y durante 2017 generó un rendimiento de 34.8%. “El inversionista se va a beneficiar al estar comprando su café de 45 pesos, porque a la larga va a recibir dividendos de esa empresa”, dice Villa Jasso.

Publicidad

Además de contratar un fondo, Santa Rita no descarta la posibilidad de que los trabajadores independientes continúen aportando a su afore, si es que ya cuentan con una. Estas aportaciones voluntarias, más las hechas a un plan privado de pensiones a través de un fondo de inversión, son deducibles de impuestos para las personas físicas.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad