Publicidad
Publicidad

Bancos grandes deben escindirse: Fisher

El presidente de la Fed de Dallas dijo que contar con menores firmas financieras evitaría riesgos; indicó que podrían ser reguladas más fácilmente a nivel internacional para prevenir nuevas crisis.

Los bancos que son vistos como demasiado grandes para quebrar deberían ser escindidos para lograr que el sistema financiero sea más estable, dijo el miércoles el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher.

En su llamado más explícito hasta ahora para reformular a la industria financiera , Fisher dijo que los mercados sólo podrían funcionar apropiadamente si a las instituciones que asumen grandes riesgos se les permite reducirse.

Sus palabras se producen en momentos en que Washington debate una reforma regulatoria financiera, que algunos analistas temen se haya diluido como para evitar otra crisis financiera. Fisher instó a un acuerdo internacional para reducir el tamaño de firmas demasiado grandes.

"Lo desagradable pero sólido que hay que hacer con respecto a las instituciones que son demasiado grandes para quebrar es desmantelarlas en el tiempo en instituciones que puedan ser manejadas prudentemente y reguladas a nivel internacional", dijo Fisher en comentarios preparados para el Consejo de Relaciones Exteriores.

Publicidad

Una destacada propuesta de reforma, conocida como la legislación Volcker, por el ex presidente de la Fed y asesor de la Casa Blanc a que lo diseñó, limitaría el respaldo de los contribuyentes a bancos cuyas actividades básicas sean especulativas por naturaleza.

"Me alineo más cercanamente a Paul Volcker en su argumento y diría que si tenemos que (escindir a los bancos) unilateralmente, deberíamos", dijo Fisher.

Aseguró también que los argumentos para mantener el sistema actual, que incluyen sostener la competitividad global de las firmas financieras estadounidenses, es débil por decir lo menos, mencionando la experiencia de Japón.

Fisher usó el foro para unir su voz al coro de funcionarios de la Fed que trata de mantener la autoridad regulatoria del banco central, que ha estado amenazada por propuestas del Congreso.

Publicidad

Algunos legisladores han criticado a la Fed por ser demasiado débil en su enfoque a la supervisión, permitiendo así que los problemas empeoren, lo que llevó eventualmente a la peor crisis desde la Gran Depresión.

Pero funcionarios del Banco Central, aunque admitiendo algunos errores pasados, dicen que han aprendido las lecciones y que están siendo más proactivos en medir no sólo riesgos para instituciones específicas, sino también para el sistema financiero general.

Fisher, como sus colegas de la Fed, argumentó que la autoridad de supervisión es clave para la conducción adecuada de la política monetaria, dado que le entrega a los estrategas políticos una visión aguda de los mercados financieros.

"Dependemos de nuestro brazo regulatorio para entregar evaluaciones a fondo, prácticas para que nos guíen mientras realizamos nuestro deber como el prestamista de último recurso", dijo Fisher.

Publicidad

Fisher, que no habló directamente sobre el panorama económico o sobre la política monetaria, reiteró también sus llamados para aislar al banco central de presiones políticas.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad