Publicidad
Publicidad

Los tortilleros serán investigados: CFC

La Comisión Federal de Competencia advierte sanciones si comprueba colusión para subir los precios; la multa sería de hasta 80 mdp y cierre definitivo del negocio, dijo el presidente de la Comisión.
El Grupo Maseca es el productor más grande de harina de maíz y tortillas en el mundo.  (Foto: Jupiter Images )
tortillas 11 (Foto: Jupiter Images)

La Comisión Federal de Competencia (CFC) iniciará una investigación sobre los productores de tortilla y si se demuestra que hubo coordinación o colusión para tratar de incrementar el precio del alimento, serán sancionados, advirtió este lunes el presidente del organismo, Eduardo Pérez Mota.

"Los resultados (de la investigación) seguramente se conocerán pronto; en la medida en que sea obvio que efectivamente hubo coordinación, se puede proceder en unas cuantas semanas", afirmó. El funcionario también dijo que en caso de que la investigación compruebe la colusión se procedería a la suspensión inmediata y permanente de la práctica, y a una multa que puede ser de hasta 80 millones de pesos.

Lorenzo Mejía Morales, presidente de la Unión Nacional de Industriales de Molinos y Tortillerías, no estuvo disponible para dar una respuesta a la investigación que iniciará la CFC.

Este domingo, el representante del gremio anunció que los costos de producción "han orillado a tomar la determinación de incrementar el precio de la tortilla" y denunció que el mercado nacional es víctima de grandes especuladores, empresas como Cargill y Gruma , que aprovechan el entorno internacional y la falta de protección a la alimentación y a la economía para esconder el maíz.

Publicidad

Al respecto, Pérez Mota aclaró que "lo que a nosotros nos ha preocupado es que claramente hay un tema de concentración excesiva  y lo hemos manifestado. Tratamos de prevenir la compra de Agroimsa por parte de Maseca , lo peleamos y perdimos en tribunales y lamentamos mucho que sea un mercado tan concentrado".

En el tema de concentración "no podemos hacer nada, sólo evitar que haya una práctica anticompetitiva que impida la entrada de un nuevo operador en la producción de harina de maíz y los instrumentos para prever concentraciones son la notificación y las decisiones sobre la aprobación, o no, de una concentración.  Sí es un mercado bastante concentrado y precisamente nosotros quisimos evitar que hubiera esa concentración", dijo.

A la CFC también le preocupan los mecanismos que se han observado en el pasado, de coordinación entre los productores de tortilla con autoridades municipales para evitar la competencia en las diferentes regiones, municipios y ciudades de México.

"Muchas veces, los empresarios de la tortilla o asociaciones locales se acercan a los presidentes municipales y logran que hayan regulaciones para que no estén ‘demasiado' cerca una tortillera de otra, lo cual daña a los consumidores, no permite que los mercados funcionen eficientemente, ni que se hagan comparaciones de precios que lleve a una mayor competencia y a un mejor servicio", advirtió.

Publicidad

En la parte regulatoria con las entidades y municipios "no tenemos facultades que vayan más allá de la emisión de una opinión. Les hicimos un llamado para que eliminen estas regulaciones y promovieran una mayor competencia y eficiencia en las diferentes ciudades y distintos municipios; hasta ahí podemos llegar".

Ahora, en el caso de la Unión Nacional de Industriales de Molinos y Tortillerías, que tomó la decisión de subir el precio del alimento, Pérez Mota aclaró que no se puede tomar decisiones o sancionar si previamente no hay una investigación, "dándole a las empresas, en este caso la asociación y a los productores que están coordinado este tipo de actividades, el derecho de audiencia que la ley establece".

En caso de encontrarlos culpables "se procedería a la eliminación de la práctica de inmediato; es decir, una instrucción de que esa práctica ya no se puede volver a realizar porque ya sería una reincidencia, con un incremento significativo en la sanción y, segundo, se impondría una sanción y el monto máximo que podemos imponer no son las que realmente estaban establecidas en la discusión de la Ley de Competencia, que quedó parada la semana pasada , desafortunadamente, pero son sanciones que pueden llegar, en este tipo de casos, hasta 80 millones de pesos".

El presidente de la CFC aseveró que preocupa el que se haga un anuncio coordinado en el precio cuando lo que se tiene es una cantidad enorme de pequeños empresarios que son independientes y que deberían tomar sus decisiones de manera individual y no coordinada.

Publicidad

"Si hay un incremento en costos y necesitan trasladar parte de ese incremento, lo tienen que hacer de manera individual e independiente. Lo que llama la atención es que se haga un anuncio a través de una Asociación como esta, y que se manifieste al público que será un incremento de precio generalizado y, además, coordinado", recalcó.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad