Publicidad
Publicidad

S&P advierte ‘castigo’ a Bélgica

La calificadora ve que la inestabilidad política en el país acentúa sus problemas con el déficit; la agencia advirtió que de no llegar a un acuerdo para un nuevo Gobierno, rebajará su calificación.
El primer ministro de Bélgica, Yves Leterme en la imagen. (Foto: Reuters)
primer ministro belica deuda crisis deficiti calificacion no

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) puede rebajar la calificación de deuda soberana de Bélgica en los próximos seis meses, si persiste su incapacidad de formar un nuevo Gobierno, además de empeorar la trayectoria de su endeudamiento.

Standard & Poor's Ratings Services anunció este martes que revisó su panorama de la calificación crediticia de Bélgica a "negativo" desde "estable", aunque ratificó las notas "AA+" para su deuda de largo plazo y "A-1+" para la de corto plazo.

Un resultado fiscal mejor que lo anticipado en el 2010 contribuyó a que la agencia reafirmara la calificación del país europeo. Sin embargo, anticipó que la prolongada incertidumbre política puede perjudicar el desempeño crediticio de Bélgica.

"Podríamos rebajar la calificación soberana de Bélgica en un escalón si concluimos que la falta de consenso deriva en que el Gobierno sea incapaz de estabilizar la trayectoria de su deuda para impulsar las reformas", dijo S&P en un comunicado.

Publicidad

La agencia se mostró además preocupada por las perspectivas fiscales de Bélgica en general y particularmente por el objetivo de reducir el déficit presupuestario al 4.1% del Producto Interno Bruto (PIB) el año que viene.

La evaluación "AAA" de transferencia y convertibilidad de Bélgica permaneció sin cambios.

"Creemos que la prolongada incertidumbre política doméstica representa riesgos para el desempeño crediticio del Gobierno, especialmente dadas las difíciles condiciones del mercado que muchos gobiernos de la zona euro están enfrentando", dijo el analista de crédito de Standard & Poor's Marko Mrsnik.

Agregó que la agencia ve la incertidumbre política belga principalmente evidenciada en el prolongado retraso en formar un Gobierno federal después de las elecciones generales de junio del 2010, así como la prolongada incapacidad para alcanzar un consenso político clave sobre la división idiomática de Bélgica.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad