Publicidad
Publicidad

El G20 ‘cede terreno’ a China

Los países acordaron una lista de indicadores que tomarán en cuenta para medir los desequilibrios; el grupo accedió a la petición de China de no tomar en cuenta las reservas de divisas.
Después de la Segunda Guerra Mundial, la economía de EU repuntó haciendo que la industria automotriz fuera la más prospera hasta la actual crisis financiera. (Foto: Jupiter Images)
dolares-billetes-cash-dinero-JI (Foto: Jupiter Images)

El G-20 removió el sábado las reservas de divisas y logró un compromiso escrito sobre otros indicadores en una lista de medidas que utilizará para evaluar los desequilibrios económicos globales, según un comunicado divulgado tras el encuentro del grupo. El acuerdo, alcanzado tras dos días de duras negociaciones en París, cede terreno a China, que se había resistido a la inclusión de las reservas de divisas y los balances de cuenta corriente en la lista.

El documento no hacía mención a las reservas. El grupo convino en utilizar "el equilibrio externo compuesto por la balanza comercial y los flujos netos de ingresos por inversiones y transferencias, teniendo debidamente en cuenta el tipo de cambio, fiscal, monetario y otras políticas".

"Nos pusimos de acuerdo en un conjunto de indicadores que nos permitan centrar la atención, a través de un proceso integrado de dos etapas, en los desequilibrios persistentes de gran tamaño que requieren una acción política", dijo el comunicado.

"No ha sido simple, obviamente hubo intereses divergentes pero pudimos lograr un compromiso para un texto", dijo el sábado la ministra de Economía francesa, Christine Lagarde.

Publicidad

La ministra, que preside las negociaciones de las grandes economías en París, dijo que entre los indicadores para un marco de acuerdo se incluyen la deuda y el déficit, los ahorros e inversión, el balance comercial y las cuentas corrientes.

Francia ostenta este año la presidencia del G20. A la primera reunión del grupo en 2011 asisten los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales del G20.

Estados Unidos en particular acusa a China de impedir que el yuan suba de valor, con lo que reduce artificialmente el precio de sus exportaciones, dándose una ventaja competitiva injusta. Muchos países también están preocupados por la influencia política y económica que Beijing podría sacar de sus enormes reservas en moneda extranjera, principalmente denominadas en dólares.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo que el G-20 se movía gradualmente para hallar formas de abordar los desequilibrios económicos globales y dijo que los tipos de cambio flexibles ayudarían al proceso.

Publicidad

En comentarios preparados al final de la reunión de dos días de líderes de Finanzas del G-20, Geithner reiteró que el yuan chino estaba subvaluado y dijo que todas las naciones grandes serán necesarias para contribuir a reducir los desequilibrios.

"Hay amplio consenso de que las grandes economías, no sólo Europa, Japón y Estados Unidos, sino también las grandes economías emergentes deben permitir que sus tipos de cambio se ajusten en respuesta a las fuerzas del mercado", dijo Geithner.

Con información de Reuters y AP

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad