Publicidad
Publicidad

México quiere salvar comercio con Brasil

Ambas naciones negocian la creación de un protocolo temporal para solucionar el pleito automotriz; industriales mexicanos han dicho estar dispuestos a que les cobren aranceles hasta por tres años.
Brasil y México miden fuerzas en las negociaciones sobre cambios en el Acuerdo de Complementación Económica. (Foto: Archivo)
brasil mexico ok (Foto: Archivo)

México trata de salvar el pacto comercial que tiene con Brasil al analizar una nueva opción para evitar daños por el intercambio con el sector automotriz de la nación sudamericana.

Ambas partes negocian un protocolo temporal que no formaría parte del Acuerdo de Complementación Económica (ACE 55), donde el objetivo sería un intercambio comercial equitativo entre ambas naciones, dijo este jueves el titular de la Secretaría de Economía (SE), Bruno Ferrari.

"Estamos buscando una negociación en la que prevalezca el ACE 55 y que no vaya a morirse este importante Acuerdo", señaló en el marco de la ExpoFonaes 2012.

El funcionario reiteró que "es a través de un protocolo que no formaría parte del ACE 55, sino una modificación al mismo y una vez que éste terminara, regresaríamos al ACE 55".

Brasil anunció en febrero pasado que renegociaría el acuerdo que se firmó en 2002 y que establece las reglas para comercializar automóviles que no pagan aranceles desde 2007, luego de que su déficit comercial bilateral se disparó a 1,170 millones de dólares el año pasado.

Durante las negociaciones, la nación sudamericana ha puesto énfasis en tres temas: un mecanismo para el flujo de vehículos ligeros, mayor contenido nacional (mayores reglas de origen) y adelantar la apertura de camiones hechos en Brasil programada para el 2020.

Publicidad

El martes pasado, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), dijo estar dispuesta a aceptar un cobro de aranceles de manera temporal para exportar al país sudamericano.

"Esta parte es fundamental, ya que lo que se negocia en la mesa en términos de cuota es temporal y sólo por el tiempo que se acuerde, que sería uno, dos o tres años" y lo que sería inadmisible es cancelar el comercio "de facto", señaló Eduardo Solís, titular del organismo 

La  disputa automotriz entre ambas naciones  mide las fuerzas de las dos economías más grandes de América Latina y evidenciará cuál de las dos es capaz de mantenerse como líder en la región, dicen economistas.

Más allá de una solución de corto plazo, la pregunta es si Brasil podrá seguir sosteniéndose como el motor, o si México será capaz de retomar el papel que una vez tuvo como líder en la zona.

El Gobierno de Brasil está preocupado sobre todo porque había logrado crecer y llegar a ser la sexta economía mundial. "Ahora que ven que no van a crecer en la misma dimensión que anteriormente, empiezan a tomar medidas precautorias que evidentemente nos afectarán en México", señaló Arnulfo Gómez, catedrático de la Universidad Anáhuac y asesor de organismos empresariales.

La 'batalla' se da en medio de un panorama macroeconómico menos prometedor para el país sudamericano en los próximos años, por lo que es fácil comprender porqué busca proteger a su industria automotriz, afirmó.

Publicidad

Con información de Notimex e Isabel Mayoral.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad