Publicidad
Publicidad

GB inyecta otro estímulo a la economía

El Banco de Inglaterra comprará activos por 50,000 millones de libras esterlinas; se trata del último intento del Banco Central por sacar a la economía británica de la recesión.
Las tasas británicas han permanecido en 0.5% desde marzo de 2009. (Foto: Reuters)
banco de inglaterra

El Banco de Inglaterra lanzó el jueves una tercera ronda de estímulo monetario, anunciando que reactivará la imprenta de billetes y comprará activos por 50,000 millones de libras esterlinas con dinero nuevo para ayudar a sacar a la economía de la recesión. La medida en general ya había sido descontada, después de que el gobernador del banco, Mervyn King, dijera el mes pasado que el panorama económico se había deteriorado desde que el organismo suspendió su segunda ronda de compras de activos, también conocida como flexibilización cuantitativa, en mayo.

"En el contexto de la continua escasez de crédito y la consolidación fiscal, el aumento de la carga derivada de las tensiones dentro de la zona del euro significa que, sin el estímulo monetario adicional, era más probable que improbable que la inflación no alcance la meta en el mediano plazo", dijo en un comunicado el Banco de Inglaterra (BoE).

El BoE ha comprado bonos gubernamentales por 325,000 millones de libras a la fecha, y las adquisiciones anunciadas el jueves llevan el total a 375,000 millones de libras.

Estas se realizarán a lo largo de cuatro meses - más de lo que muchos economistas esperaban, mientras que una minoría preveía que el Banco de Inglaterra anunciaría compras por 75,000 millones de libras.

Los futuros de los bonos británicos Gilt, que habían escalado antes de la decisión, cayeron y alcanzaron un mínimo de sesión después de los datos. La libra esterlina subía frente al dólar.

"El Banco de Inglaterra ha optado por dar a la debilitada economía del Reino Unido un nuevo estímulo, incrementando sus compras de activos a la luz de los recientes datos económicos decepcionantes y un panorama más sombrío del futuro económico", dijo Chris Williamson, economista de la firma de datos financieros, Markit.

Publicidad

Si bien las elecciones griegas del mes pasado evitaron el peor de los escenarios, de un gobierno totalmente opuesto al rescate del país, la crisis de la deuda de la zona euro continúa y pesa cada vez más sobre la economía global.

El Banco Central Europeo redujo el jueves su tasa de interés referencial a 0.75% y su tasa de depósitos a cero, en un intento por enfrentar una crisis que amenaza con sumir a la economía de la zona euro en recesión.

Por su parte, si bien el BoE lanzó nuevas compras de bonos, mantuvo su tasa de interés sin cambios en el 0.5%, donde ha estado desde marzo del 2009.

La economía británica ha estado en recesión, de acuerdo con datos oficiales, desde fines del año pasado.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad