Publicidad
Publicidad

La CEPAL demanda más crecimiento a AL

Pide a los países de la región no ser autocomplacientes ante los buenos resultados macro alcanzados; las políticas deben revisar la distribución del ingreso y empleos mejor remunerados, señala.
 El FMI anticipa un menor crecimiento económico mundial y a México lo deja prácticamente sin cambio. (Foto: Thinkstock.)
PIB FMI Crecimiento (Foto: Thinkstock.)

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) urgió a los países de la región -entre ellos México- a no caer en la autocomplacencia a la luz de los resultados favorables que se han registrado en la última década.

Se requiere una visión más amplia de la estabilidad macroeconómica, cuyos objetivos no se limiten a la reducción de la inflación y el equilibrio de las finanzas públicas, sino que se extiendan a la esfera real de la producción, incluidas la magnitud y la estabilidad del ritmo de crecimiento de la economía y el empleo, manifestó el organismo.

En el documento 'Cambio estructural para la igualdad: Una visión integrada para el desarrollo, publicado este lunes, recomienda que la política macroeconómica incluya objetivos de mejora de la distribución del ingreso y de cambio estructural. La propuesta para los próximos años será presentada durante el trigésimo cuarto periodo de sesiones del organismo.

La CEPAL resaltó que ningún país de América Latina y el Caribe ha logrado, en el largo plazo, la combinación virtuosa entre un elevado crecimiento del empleo y de la productividad, condición necesaria para superar la pobreza y la desigualdad.

Publicidad

Para el organismo, a la región le ha costado retomar un sendero rápido de crecimiento después de la crisis de la deuda que sufrió a inicios de la década de 1980 y constata que las positivas tasas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) alcanzadas entre 2003 y 2010 no lograron equipararse a las obtenidas en la década de 1970, ni a las observadas en otros países en desarrollo en la actualidad.

El organismo expuso que se trata de un periodo en que, por primera vez en décadas, se observa una importante reducción de la pobreza , e incluso ciertas mejoras de los indicadores de distribución del ingreso, pero no se aprecia el mismo grado de avance desde el punto de vista del progreso técnico y la modernización de la estructura productiva. "Sostener el crecimiento económico en un ritmo suficientemente elevado y estable, extender el rango de cobertura de los sistemas de protección social, potenciar la inversión en infraestructura, salud y educación, y apoyar las políticas industriales necesarias para el cambio estructural, son tareas que demandan un nuevo pacto fiscal y los acuerdos sociales para lograrlo son importantes", destacó la CEPAL.

También resaltó que la informalidad continúa caracterizando a buena parte del sistema productivo en la región. El cambio estructural para cerrar la brecha de productividad y generar empleos que permitan la integración al mundo del trabajo ha sido un gran ausente desde los años ochenta.

Política fiscal y tipos de cambio

Publicidad

La CEPAL alertó que el espacio fiscal puede volverse más restringido si caen las tasas de crecimiento -y con ello los ingresos tributarios-, en cuyo caso la competencia por recursos se haría más intensa, a la vez que sería más difícil mantener el consenso de la sociedad en torno al combate a la desigualdad.

El organismo consideró deseable que parte de la población receptora de beneficios se mueva hacia una inserción de mayor calidad en el mercado de trabajo. El objetivo principal es reducir la desigualdad por medio del movimiento de trabajadores desde el subempleo hacia empleos de calidad que representen una trayectoria de capacitación y remuneración crecientes.

Esta dinámica es imposible sin una articulación virtuosa entre la política macroeconómica, la política industrial, la política social y el cambio estructural.

La CEPAL también advirtió sobre la tendencia a la apreciación cambiaria, misma que plantea una disyuntiva entre el objetivo de estabilización de la inflación a corto plazo y el impulso estratégico a sectores exportadores y nuevos sectores, incluidos los que sustituyen importaciones.

Publicidad

Los procesos de apreciación real, dijo el organismo, no solo afectan la rentabilidad de los sectores productores de bienes transables no tradicionales, dificultando la diversificación de la estructura productiva, lo que compromete la estabilidad y el ritmo de crecimiento a mediano y largo plazo, sino que pueden exponer a las economías de la región a dinámicas de vulnerabilidad externa que suelen conducir a situaciones de inestabilidad real.

La fuerte tendencia a acumular reservas internacionales -por motivos precautorios o para frenar la apreciación cambiaria- sugiere que la banca central reconoce, cada vez más, que la apreciación del tipo de cambio puede tener costos significativos en el mediano o largo plazo.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad