Publicidad
Publicidad

Rusia perderá 106,000 mdd por sanciones de Occidente

Al país le costó 26,700 mdd apoyar la desintegración de Ucrania en 2014, este año serían 80,000 mdd; los menores precios del petróleo y la devaluación del rublo se sumaron al golpe económico.
El gasto militar aumentará a 35% del presupuesto para 2015. (Foto: Reuters )
vladimir putin rusia

Rusia está pagando un alto precio por apoyar la desintegración de Ucrania : 106,000 millones de dolares, para ser precisos.

El primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, dio la primera estimación oficial del costo en un discurso el martes.

Dijo que la decisión de anexar Crimea había desatado una crisis que resultó ser “más difícil” que incluso las expectativas más pesimistas.

Publicidad

Las  sanciones occidentales impuestas por Crimea y por el apoyo a Moscú a los rebeldes separatistas en el este de Ucrania habían costado Rusia 26,700 millones de dólares en 2014. Este año, los costos podrían inflarse a los 80,000 millones de dólares, dijo.

“No hay que hacerse ilusiones. Hoy nos enfrentamos no solo a una crisis a corto plazo”, dijo Medvedev.

Las últimas estadísticas comerciales muestran lo mal que la situación se ha puesto. El valor del comercio exterior de Rusia se desplomó 30% en los dos primeros meses de este año.

Publicidad

El comercio de Rusia con su socio más grande, la Unión Europea, se redujo en más de un tercio.

Moscú tomó represalias contra las sanciones europeas y estadounidenses al prohibir la mayoría de las importaciones de alimentos por parte de Occidente.

En general, las importaciones de alimentos cayeron 40% en enero y febrero. Pero la medida ha sido contraproducente, impulsando la inflación hasta casi 17% en marzo; la tasa más alta en 13 años.

Publicidad

Las sanciones occidentales dejaron a Rusia aun más vulnerable a la caída del año pasado del 50% en los precios del petróleo.

Rusia depende de las exportaciones de petróleo y gas para obtener aproximadamente la mitad de sus ingresos públicos. El valor de sus exportaciones energéticas se redujo en 40% en los dos primeros meses de 2015, y el gobierno se ha visto obligado a recortar el gasto.

“Es evidente que las consecuencias económicas de la decisión de Crimea serían más fáciles si nuestra economía no hubiera acumulado una serie de problemas internos, que no hemos sido capaces de resolver a tiempo”, dijo Medvedev.

Publicidad

Para contrarrestar la creciente inflación, las tasas de interés de Rusia se han disparado a niveles dolorosos. Y se espera que el PIB de Rusia se reduzca hasta en 5% en 2015.

El  presidente Vladimir Putin ha tratado de hacer caso omiso del impacto de las sanciones occidentales. Se ha comprometido a encontrar socios comerciales en otros lugares -especialmente en Asia- y pronosticó a principios de este mes que la economía rusa crecerá de nuevo en 2017.

Pero eso suena algo ilusorio. El único socio comercial importante que ha hecho más negocios con Rusia en lo que va del año es Japón.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad