Publicidad
Publicidad

Tsipras abre la puerta a referendo si prestamistas no ceden

La solución tendrá que ser aprobada por los ciudadanos, dice el primer ministro griego; el país está a semanas de quedarse sin dinero si no logra un acuerdo con sus acreedores.
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, descartó llamar a elecciones. (Foto: Reuters )
Tsipras grecia

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo este martes (hora local) que tendría que recurrir a un referendo popular si los acreedores del país insisten en demandas que el Gobierno considera inaceptables, pero se mantenía confiado en alcanzar un acuerdo para evitar dicho escenario.

Atenas está a solo semanas de quedarse sin dinero en efectivo, pero las conversaciones con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional han estado trabadas debido a reformas que incluyen recortes de pensiones y liberalización del mercado laboral que Grecia debe implementar.

"Si la solución está fuera de nuestro mandato, no tendré el derecho de violarlo, así que la solución a la que llegaremos tendrá que ser aprobada por los ciudadanos griegos", afirmó Tsipras a la cadena Star en una entrevista.

"Pero estoy seguro de que no llegaremos a ese punto. Pese a las dificultades, las posibilidades de ganar en las negociaciones son grandes. No debemos caer en movimiento de pánico. El que se asusta en este juego pierde", aseguró.

Publicidad

En su primera importante entrevista televisiva desde que fue electo en enero, Tsipras aseguró que espera que el acuerdo con los acreedores se alcance para el 9 de mayo , tres días antes del vencimiento de un pago de deuda al FMI por alrededor de 750 millones de euros (815.5 millones de dólares).

Tsipras detalló que Grecia estaba en la recta final de las negociaciones pese a las diferencias en temas clave como la reforma laboral, la reducción de las pensiones y un propuesto aumento del impuesto al valor agregado en populares islas.

El primer ministro dijo que la venta de activos sería parte de las concesiones ofrecidas, incluidos dos importantes puntos, la enajenación del puerto de Piraeus y el arriendo de 14 aeropuertos regionales.

Tsipras descartó una cesación de pagos, pero resaltó que la prioridad del Gobierno era pagar los salarios y pensiones.

Publicidad

Al ser presionado para conocer cuáles eran las opciones del Gobierno en caso de que no se lograra un acuerdo, Tsipras descartó elecciones anticipadas, asegurando que el Gobierno había comenzado su tarea hace unos pocos meses.

Pero resaltó que el Gobierno no tiene el derecho de aceptar demandas de los prestamistas que superan los límites de su mandato para finalizar las medidas de austeridad y tendría que consultar a los griegos para que decidan.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad