Publicidad
Publicidad

El precio del dinero en México, atado a la Fed y al dólar

Banxico tendrá que aumentar su tasa de interés para contener la depreciación del peso; si no replica el movimiento de la Reserva Federal los activos mexicanos perderán mayor atractivo.
La entidad comandada por Agustín Carstens dejaría sin cambios su política monetaria en lo que resta del año, según especialistas. (Foto: Cuartoscuro)
carstens

La depreciación del peso frente al dólar cambió el panorama para el Banco de México (Banxico), que ahora está obligado a elevar su tasa de interés referencial a más tardar en septiembre para evitar que la caída de la moneda mexicana se traduzca en inflación y los activos nacionales pierdan más atractivo.

Analistas pronostican dos incrementos para este año en la tasa objetivo del Banco Central dirigido por Agustín Carstens, ambos de 25 puntos base (pb), que llevarían a la tasa a cerrar en 3.5% desde el actual 3%.

“Esperamos que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) aumente su tasa en septiembre en 25 puntos base y lo que haría Banxico es elevar después de ésta en la misma magnitud para que no se abra el diferencial de tasas”, dijo en entrevista el director de estrategias de mercado de Finamex Casa de Bolsa, Guillermo Aboumrad.

La Fed se encamina a elevar el precio del dinero luego de siete años de mantenerlo prácticamente en 0%, con el objetivo de reavivar su economía. La expectativa de este suceso ha generado turbulencias en los mercados financieros desde mayo de 2013, por lo que el peso mexicano ha sufrido las consecuencias.

Publicidad

Tan solo en 2015, la moneda ha perdido 9.93% ante el dólar , con lo que se cotiza en el peor nivel de su historia, en 16.3740 pesos por billete verde interbancario. Tras alcanzar este nivel, las siguientes resistencias clave para el tipo de cambio se ubican en 16.3850 y 16.4150 unidades.

Hasta su reunión de junio, la mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno de Banxico coincidieron en que tenían margen para no replicar inmediatamente el movimiento de la Fed, sin embargo, en julio reconocieron que las posibles acciones de política monetaria en EU pueden tener repercusiones adicionales sobre el tipo de cambio, las expectativas de inflación y sobre la dinámica de los precios en el país.

“Lo que va a pretender es aumentar al mismo tiempo que la Fed para mantener estable el diferencial de tasas de corto plazo y no desvincular a los inversionistas extranjeros principlamente con posiciones en Cetes”, dijo el director de estrategia de renta fija y tipo de cambio de Casa de Bolsa Banort-Ixe, Alejandro Padilla, quien también espera dos aumentos de 25 pb este año.

Aboumrad previó que la tasa cierre el 2016 llegue a 4.5%, mientas que el analista de CI Banco, James Salazar, la estimó en 4.25%.

Publicidad

¿Se adelantará a la Fed?

Recientemente Carstens aseguró que Banxico puede subir su tasa de interés en "cualquier momento" para apuntalar a la moneda local, independientemente de lo que haga la Fed.

Publicidad

“Creemos que a pesar de las declaraciones Banxico va a esperar a la Fed y sea hasta en septiembre que aumente la tasas en 25 pb”, indicó James Salazar.

Alejandro Padilla comentó que las acciones tomadas por la Comisión de Cambios (Banxico y Hacienda) indican que las políticas cambiaria y monetaria están separadas y sugieren que será la Comisión quien intervendrá para contener la depreciación.

“La probabilidad de que suba tasas antes que la Fed es baja y pensamos que utiliza esta herramienta de comunicación para tornarse un poco más hawkish, con tal de tener un efecto sobre el mercado”.

La Fed dará a conocer su decisión de política monetaria el 17 de septiembre, mientras que Banxico lo hará el 21 del mismo mes.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad