Publicidad
Publicidad

5 factores que amenazan con detener el alza de tasas en EU

Expertos esperan que la Reserva Federal inicie en septiembre el ajuste en su tipo de interés; sin embargo, factores como los salarios, la inflación y la economía mundial podrían detenerlo.
La Fed dijo que la tasa de desempleo en 6.5% dejará de ser la clave para un alza en las tasas de interés. (Foto: Reuters)
yellen

El Banco Central de Estados Unidos finalmente parece estar listo para llegar a la pista de despegue en septiembre.

Se espera que la  Reserva Federal eleve su tasa de interés clave el próximo mes por primera vez en casi una década. La medida sería una señal de que la economía es saludable. La mayoría de los expertos esperan un alza de tasas de la Fed en menos de seis semanas, el 17 de septiembre.

Pero hay inconformistas allá afuera. Entre ellos, Goldman Sachs anunció en junio que cree que la Fed no subirá las tasas hasta diciembre.

Estos son cinco factores clave que podrían hacer que la entidad haga una pausa y considere un retraso en el 'despegue' de las tasas. Más importante aún, incluso si la Fed eleva las tasas en septiembre, estos indicadores podrían hacer que el Banco dude de realizar más alzas de tasas en los próximos meses.

Publicidad

1. Un mal crecimiento salarial

Los dos últimos informes sobre el crecimiento salarial en Estados Unidos fueron mediocres. Las ganancias promedio por hora subieron solo 2.1% anual en julio; muy por debajo del 3.5% objetivo. Otra medida, el Índice de Costo de Empleo (ECI, por sus siglas en inglés), fue muy débil en julio.

Publicidad

Los salarios son importantes porque son un punto de referencia clave de la inflación. Un nulo crecimiento de los salarios es una señal de advertencia para la inflación, argumentan algunos expertos.

“La falta de crecimiento de los salarios dará una pausa a algunas autoridades monetarias”, dice Lynn Reaser, economista de la Point Loma Nazarene University en California.

Los miembros del comité de la Fed han dicho que no necesitan ver un crecimiento del salario antes de un alza de las tasas, pero realmente quieren ver algunos repuntes. El próximo informe sobre los salarios será publicado el 4 de septiembre.

Publicidad

2. Una caída en los precios del petróleo

Los precios del petróleo  están de nuevo cerca de su punto más bajo este 2015. El barril se cotiza a 43.87 dólares. El precio mínimo de este año es de 42.43 dólares. Este fenómeno es una calamidad para muchas economías.

Para Estados Unidos, los precios del petróleo están deprimiendo la inflación, la cual la Fed quiere que se mueva hacia arriba. La medida de la inflación estadounidense se mantuvo plana en junio en comparación con el año anterior, debido principalmente a los precios de la gasolina cayeron 23% en el mes.

Publicidad

“Si no lo hacen (el alza de tasas), estará más relacionado con los mercados y más relacionado con lo internacional”, dice Sam Bullard, economista de Wells Fargo en Charlotte. Bullard cree que la Fed elevará las tasas en septiembre.

3. Economía mundial sombría

La Reserva Federal es el Banco Central de Estados Unidos, pero su acción generará una reacción en cadena en toda la economía mundial. Y fuera de Estados Unidos, las cosas ya están luciendo mal. China se está desacelerando , los mercados emergentes están sufriendo a causa de la fortaleza del dólar estadounidense y Europa todavía está atravesando la debacle de la deuda griega .

Publicidad

Considerando ese débil panorama internacional, la Fed podría temer un efecto bumeran: ¿un alza de tasas perjudicará a la economía mundial aún más, lo cual a su vez debilitará la economía de Estados Unidos?

Todo lo que sabemos es que la Fed ha dado más y más indicios este año de que mantiene una estrecha vigilancia sobre las perspectivas en el extranjero. La fortaleza del dólar está afectando a una gran cantidad de empresas estadounidenses con operaciones en el extranjero, lo cual repercute negativamente en el comercio estadounidense.

La Fed comprenderá mejor el impacto de la desaceleración económica mundial en Estados Unidos el 27 de agosto, cuando se publique la segunda estimación para el crecimiento económico entre abril y junio.

Publicidad

4. Compradores de verano

Los estadounidenses se quedaron en casa esta primavera , una señal de que la gente está confiada en su bienestar económico. El gasto se redujo entre junio y mayo, y las cifras de meses anteriores fueron revisadas a la baja.

Publicidad

Los economistas pensaban que los estadounidenses gastarían más una vez que el clima fuera más cálido en esta primavera y verano, pero eso no ha sucedido. Las ventas minoristas serán publicadas el jueves, y ofrecerán el pulso más reciente de cómo los estadounidenses se sienten acerca de la economía.

5. Empleo e inflación

El crecimiento del empleo en EU ha sido bueno , pero no excelente este año. Sin embargo, si comienza a caer, eso podría provocar que la Fed espere. El reporte de empleo de agosto será publicado el 4 de septiembre.

Publicidad

Y el eslabón perdido de la Fed —la inflación— también será seguido de cerca. Los próximos informes sobre la inflación se publicarán el 19 de agosto y el 16 de septiembre; el día que la Fed comienza su reunión para decidir si va a subir las tasas.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad