Publicidad
Publicidad

La 'descertificación' del acuerdo nuclear con Irán es un autoataque de Trump

Si el presidente de EU opta por declarar que Irán no ha cumplido con el acuerdo nuclear, la política exterior del país quedaría debilitada, opinan expertos.
Problemas potenciales
Problemas potenciales EU perdería presencia internacional si abandona sus acuerdos con Irán. (Foto: Shutterstock/Zerbor)

Ante los ojos de muchos observadores, los intentos del presidente estadounidense, Donald Trump, de abandonar el acuerdo nuclear iraní envían un peligroso mensaje a la comunidad internacional, y en particular a Corea del Norte.

Desde hace meses, la comunidad internacional ha argumentado que Irán está cumpliendo con sus obligaciones bajo el Plan de Acción Integral Conjunto de 2015, conocido como el JCPOA. Sin embargo, la promesa de campaña de Trump de retirarse del acuerdo se produce en un momento en que su gobierno ya está teniendo dificultades para contener las ambiciones nucleares de Pyongyang.

“Permítanme subrayar una cosa: en este momento, tener un acuerdo de no proliferación nuclear que esté funcionando es un instrumento bastante estratégico en manos de la comunidad internacional”, dijo Federica Mogherini, líder de política exterior de la Unión Europea, en septiembre. “Ya tenemos una potencial crisis nuclear, definitivamente no necesitamos entrar en una segunda”.

Dos altos funcionarios estadounidenses dijeron a CNN que Trump planea “descertificar” el acuerdo esta semana . La medida no sería suficiente para desechar completamente el acuerdo, y en vez de eso, lo arrojará al Congreso, que tendría entonces 60 días para determinar un camino a seguir.

Publicidad

Trump dijo la semana pasada que Irán no ha “cumplido” el espíritu del acuerdo. Pero los expertos sostienen que la descertificación del acuerdo no solo pondrá en peligro la capacidad de Washington para influir y dictar los acontecimientos globales, sino que también hará de Estados Unidos un socio poco confiable en cualquier negociación futura, especialmente con Pyongyang.

“Todos los que lo observan dicen que cómo es posible esperar traer a los norcoreanos a la mesa de negociaciones si al mismo tiempo demuestras que los acuerdos que negocias no valen ni siquiera el papel en el que están escritos”, dijo a CNN Gerald Feierstein, exembajador de Estados Unidos en Yemen y principal subsecretario de Estado para asuntos del Medio Oriente.

Los tuits de Trump han criticado los esfuerzos de los anteriores gobiernos de la Casa Blanca por “lidiar sin éxito con Corea del Norte durante 25 años, dando miles de millones de dólares y sin obtener nada a cambio.¡Políticas que no funcionaron!”. Pero su máximo diplomático, el secretario de Estado Rex Tillerson, ha dicho que los canales con Pyongyang están abiertos y que Estados Unidos los está usando .

Las señales que se envían a los norcoreanos son mixtas en el mejor de los casos, dijo Adam Broinowski, investigador del Colegio de Asia y el Pacífico de la Australian National University.

Publicidad

“Creo que parecen estar percibiendo que Trump en particular no tiene intención de negociar , no importa lo que haga Corea del Norte, la Casa Blanca no considera las negociaciones como una opción”, dijo Broinowski a CNN. “Como resultado, se tiene una situación increíblemente volátil”.

“Si Trump sigue la misma línea con Irán, tiene dos crisis, y el Medio Oriente ya está tenso”, dijo. “¿Cuál es el punto de este tipo de barbarie que no refuerza su posición política en el mundo?”.

Opinión: Fiascos anteriores muestran a EU qué no hacer con Corea del Norte

El mundo no necesariamente seguirá a Estados Unidos

Publicidad

Varias grandes potencias han señalado que Estados Unidos ya no establece la agenda para el resto del mundo. Cuando la Casa Blanca de Trump anunció en junio que se retiraría del acuerdo climático de París , otras naciones redoblaron su apoyo al acuerdo.

Trump dijo que Estados Unidos abandonaba el acuerdo climático debido a los altos objetivos de emisiones de carbono establecidos por el gobierno Obama cuando firmó el acuerdo hace dos años, entre otros puntos.

Sin embargo, también en junio, China y la Unión Europea reiteraron su compromiso de implementar el acuerdo de París y “como grandes consumidores e importadores de energía, resaltaron la importancia de fomentar la cooperación en sus políticas energéticas”.

Publicidad

Un retiro estadounidense de la escena mundial permitiría que otros poderes, a saber, China y Rusia, ocupen en el vacío que el país deja atrás.

“Es una gran oportunidad para Rusia y China para ejercer su poder en Asia Pacífico y Medio Oriente y posiblemente en Europa, que tiene a muchos aliados de la OTAN preocupados”, dijo Andrew O'Neil, decano de investigación en la Griffith Business School en Australia. “Es un momento en el que se tiene gran negligencia en política exterior y Estados Unidos está descuidando la situación. A pesar de que tiene diplomáticos dotados y gente representando a Estados Unidos, hay un límite a lo que pueden hacer”.

“¿Cuánta confianza pueden tener otros Estados —y eso incluye a los aliados de Estados Unidos también— en Estados Unidos para enfocar su atención en las negociaciones durante un periodo de tiempo sostenido, comprometerse de manera significativa con cualquier acuerdo y aplicarlo realmente en el país?”, preguntó O'Neil. “Hay una profunda y significativa preocupación acerca de la capacidad de este gobierno para hacer cualquiera de estas cosas”.

Se espera que las otras partes que firmaron el acuerdo nuclear de Irán no incumplirán el acuerdo, incluso si Estados Unidos lo hace, dijo el exembajador Feierstein.

Publicidad

Recomendamos: Irán advierte a EU que lo tratará como país terrorista

“En términos de la visión iraní, si los europeos siguen comprometidos con el JCPOA, si los empresarios europeos continúan viniendo y participan en transacciones comerciales, probablemente el interés en Irán será permanecer dentro del JCPOA”, dijo a CNN.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha citado la crisis con Corea del Norte como una “muy buena ilustración” de por qué el acuerdo con Irán debe permanecer intacto. “Dejamos de supervisar, de conversar con ellos [norcoreanos], y ¿cuál es el resultado? Probablemente obtendrán un arma nuclear. No quiero replicar esa situación con Irán", dijo Macron en una entrevista con CNN en septiembre.

¿Qué otras opciones hay?

Publicidad

Y, al igual que Trump no ha explicado la “única cosa” que podría funcionar con Corea del Norte, no ha ofrecido una alternativa al acuerdo de Irán si opta por descertificarlo.

“Necesitamos este marco”, insistió Macron en septiembre. Si te detienes con este acuerdo, ¿qué propones, nada?

Ese mismo mes se le preguntó a la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, si la posición de la Casa Blanca sobre Irán disuadiría a Corea del Norte de intentar entrar en negociaciones. Haley dijo que era más importante que “otros sepan que nos quedaremos en un acuerdo siempre y cuando proteja la seguridad de Estados Unidos”.

Publicidad

“No deberíamos en ningún momento ser obligados a ningún acuerdo y sacrificar la seguridad de Estados Unidos y permanecer en un acuerdo”, dijo a la audiencia en un evento de un centro de estudios en Washington.

“Siempre debemos hacer que todos los países sepan, sea Corea del Norte o Irán o cualquier otro, que siempre estaremos atentos a nuestro interés, nuestra seguridad y asegurarnos de que está funcionando para nosotros, no asegurarnos de que está funcionando para todos los demás. Eso es muy importante”.

Opinión: La negociación de Trump con Irán, ¿otro fiasco como el de Obamacare?

Mogherini dijo en septiembre que el acuerdo de 110 páginas con Irán, que tardó 12 años en concretarse, era vinculante y no negociable. Dijo que en una reunión que presidió durante la Asamblea General de la ONU ese mes con todos los ministros de asuntos exteriores involucrados en el acuerdo —incluyendo a a Estados Unidos— que todos coincidieron en que el acuerdo estaba “funcionando y cumpliendo con su propósito, que es el que está en el acuerdo, que es un acuerdo de no proliferación nuclear”.

Publicidad

A medida que se generó la especulación sobre las intenciones de Washington con respecto al acuerdo, Mogherini fue inequívoca acerca de la posición de la Unión Europea. “Como europeos, nos aseguraremos de que el acuerdo se mantenga”, dijo.

Una decisión de Trump de descertificar el acuerdo lo enviaría al Congreso durante 60 días para decidir si coincide y ratifica la decisión del presidente . En lugar de ello, podría optar por promulgar más sanciones, o podría optar por acatar el acuerdo.

“Si elige la descertificación, este Congreso no hará nada. Ni siquiera pueden revocar y reemplazar la ley Obamacare ”, dijo Joseph Siracusa, profesor de seguridad humana y diplomacia internacional de la RMIT University de Melbourne, Australia.

Pero una decisión de descertificar dañaría la reputación de Estados Unidos y su capacidad para dirigir otros cambios geopolíticos importantes hacia sus intereses estratégicos nacionales, dijo Siracusa.

Publicidad

“Al hacer esto, Estados Unidos se hace a un lado, observando a las otras potencias”, dijo. “Disminuye la capacidad de Estados Unidos ya no de participar, sino de liderar los acontecimientos, y hace que la política estadounidense sea más reactiva”.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad