El temor de los inversionistas a un triunfo de AMLO se aminora

BMI Research, filial de Fitch Group Company, considera que la retórica en contra de la reforma energética solo es parte de una estrategia que no es factible que lleve a cabo.
A favor  El propósito de eliminar la corrupción de AMLO gusta a inversionistas.  (Foto: Jesús Almazán)
Dainzú Patiño /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El temor de los inversionistas a que Andrés Manuel López Obrador, el candidato a la presidencia por Morena dé revés a las reformas estructurales es probablemente exagerado, según un reporte de la firma de análisis y escenarios económicos BMI Research, filial de Fitch Group Company.

“Su retórica extrema alrededor del sector energético y política comercial es una estrategia de campaña que será difícil de mantener en caso de que López Obrador llegue al poder”, refirió la firma perteneciente al mismo grupo de la calificadora de crédito Fitch Ratings.

Sin embargo su intención de aumentar el gasto público de ganar la presidencia podría tener implicaciones en las finanzas públicas que aún deben analizarse, dice la firma de análisis.

El candidato de Morena sabe que abandonar acuerdos comerciales y echar para atrás la apertura del sector energético limitaría severamente la actividad económica, según el reciente panorama sobre las elecciones, AMLO, favorito para ganar la presidencia.

Personas que forman parte de su gabinete se ha expresado positivamente respecto a la asignación de contratos a empresas privadas a través de licitaciones petroleras.

De ahí que BMI Research concluya que una posible victoria del actual candidato tendría un impacto limitado en la trayectoria del crecimiento económico en México.

Lee: Elecciones, la volatilidad por venir

"Además, López Obrador estará limitado a pasar grandes reformas legislativas dado que no esperamos que Morena obtenga la mayoría en el Congreso", advierte el reporte.

Las firma con presencias en 30 países refiere que las propuestas económicas de López Obrador contrastan fuertemente con otros candidatos, al promover una agenda de política económica nacionalista.

Sus políticas apuntan al apoyo de la comunidad rural de México y es particularmente popular en el sur más pobre del país. Además de que el candidato culpa a las “pobres políticas” comerciales del retraso de la industria agrícola de México.

El documento explica que la plataforma del candidato pretende lograr la autosuficiencia energética reduciendo la dependencia de la gasolina importada y otros productos refinados, y promoviendo una mayor capacidad de refinación doméstica.

Esa posición busca tener la aceptación de los votantes que siguen preocupados por el aumento de los precios del gas debido a la eliminación de subsidios en 2017, consideró la firma.

“Dado el contraste entre las políticas económicas de López Obrador y la administración actual hemos revisado el puntaje de Continuidad de políticas de México, en nuestro Índice de Riesgo Político a Corto Plazo, y hemos bajado su puntaje general a 56 de 100, desde 57.3 anteriormente”, refirió.

BMI considera que el hecho de que este personaje se considere a sí mismo como el candidato anticorrupción en México, y las medidas que plantea implementar para combatirla, han resultado ser exitosas entre votantes descontentos, en medio de denuncias generalizadas de corrupción entre los partidos establecidos en México.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Estos son los efectos que puede traer a México la guerra económica de EU y China
Te Recomendamos
×