Evita riesgos, diversifica tus inversiones

Al invertir, la recomendación es no poner todos los huevos en una sola canasta, los ETF son una opción.
Para evitar riesgos, diversifica tus inversiones
Adrián Espallargas

Nota del editor: Esta nota fue publicada originalmente en la edición 1229 del 01 de marzo de 2018 de la revista Expansión

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - Invertir en metales preciosos, en monedas, en países latinoamericanos o asiáticos, en farmacéuticas, es posible sin tener que hacerlo en cada activo por separado.

Los Exchange Trade Funds (ETF) o fondos que cotizan en bolsa son una ventana de oportunidad para acceder a un conjunto de activos a la vez, aprovechar tendencias y diversificar los portafolios de inversión.

Esas características en un escenario de alta volatilidad los vuelve más atractivos para los inversionistas.

Lee: El pensionissste defiende sus inversiones

Carlos Ponce, director de Análisis y Estrategia de Banco Ve por Más, estima que, en México, los mercados experimentarán mayor volatilidad en los primeros seis meses del año por el riesgo potencial de fracaso de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y ante la incertidumbre del próximo proceso electoral.

“Empaquetan dentro de un instrumento activos con cierta correlación, por lo que diversificas más a cambio de reducir el riesgo”, dice Ponce.

Estos instrumentos están diseñados para replicar el comportamiento de un índice o un mercado de referencia. Ello explica su diversidad, existen los que siguen índices de acciones, deuda, materias primas, regiones o sectores económicos específicos.

Los inversionistas pueden apostar en ellos sin necesidad de que todos los activos contenidos en el fondo coticen en el mercado de manera individual.

“Un ETF ofrece una amplia gama de opciones por temas de inversión”, explica Juan Manuel Verón, director de Inversión de Principal Financial Group en México.

De esa forma, es posible invertir, por ejemplo, en la industria energética estadounidense al contratar el ETF XLE, que replica el Energy Select Sector Index, que incluye acciones de compañías de la industria del petróleo, gas y gasolina.

En el mercado mexicano existen unos 749 ETF, sólo 26 enominados en pesos, que cotizan localmente, y el resto, en dólares, en el Sistema Internacional de Cotizaciones. No obstante, únicamente 25% de los inversionistas mexicanos los utiliza, según BlackRock.

“Me animaría a decir que tener un porcentaje invertido en ETFs es clave si se quiere lograr un portafolio balanceado”, comenta Verón.

Por región

Los analistas consideran que el crecimiento a nivel global continuará. La reforma impositiva en EU, el buen ritmo de crecimiento en Europa y países emergentes, los mantiene atractivos para la inversión.

Verón recomienda el VWO, un ETF muy diversificado en mercados emergentes. Si se quiere invertir confiando en el desarrollo de Asia, Ponce recomienda el MCHI, centrado en China, y el EWY, que se enfoca en Corea del Sur. “La valuación de empresas surcoreanas es barata en relación con sus utilidades, por lo que este ETF podría experimentar un crecimiento significativo”, dice.

Por sector

Los expertos coinciden en que todo apunta a que 2018 será un año de alza en los precios del petróleo. Ponce recomienda el USO, que está relacionado con los precios del barril, o el XLE, con acciones de las principales compañías petroleras en EU.

Por otro lado, el experto de Principal considera que el XOP puede ser una buena opción, ya que aglutina petróleo, gas y el sector energético en general. Y también el GSG, que sigue el precio de los commodities. “Si sube el petróleo, es previsible que aumente el precio de las materias primas”, indica.

Según su estilo

También hay ETF que encajan con el estilo del inversionista. Hay dos estilos principales, el value, invierten en grandes empresas cuando su precio es bajo, y los de la filosofía growth, que apuestan por empresas pequeñas que prometen un alto crecimiento.

Para Verón, por el ciclo económico, es adecuado invertir en value, pues las grandes empresas segurán mejorando sus valuaciones. Destacan los VTV, el IVE y PVAL, ETF que siguen índices accionarios de empresas de alta capitalización del S&P 500.

Por tipo de activo

Los ETF también se pueden calificar por el tipo de activo financiero que siguen, que pueden ser renta fija, renta variable, materias primas, o divisas.

Dentro de la renta fija, Verón destaca el EMB, que empaqueta deuda de países emergentes. “En caso de que la tesis de aceleración de inflación en EU continúe, los bonos con protección inflacionaria también podrán ser atractivos en un portafolio diversificado”, indica el analista. Para Carlos Ponce, resulta interesante el SHY, que tiene exposición
a bonos del Tesoro de EU a corto plazo.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Banorte Interacciones es el nuevo ‘súperbanco’ mexicano
Te Recomendamos
×