Teoría económica vs Trump, ¿EU pierde con los déficit comerciales?

Estados Unidos compra mucho más al resto de países que lo que les vende, pero eso puede ser un producto que se desprende de una economía fuerte.
¿Es malo?  Donald Trump se ha quejado de los déficits comerciales, pero otros países han enfrentado problemas financieros cuando vuelcan esa estadística.  (Foto: iStock)
Christine Romans
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Estados Unidos compra mucho más al resto del mundo de lo que le vende. Eso se llama déficit comercial, y fue de 566,000 millones de dólares el año pasado.

De la forma en que lo ve el presidente estadounidense, Donald Trump, EU es el perdedor en un desequilibrio comercial global que él llama un “desastre”. En la cosmovisión de Trump, los déficits comerciales son malos.

Pero eso no siempre es verdad.

A veces, un déficit comercial es el subproducto de una economía fuerte. Cuando los estadounidenses están confiados en sus trabajos y ahorros, gastan dinero. En una economía globalizada, gastan cada vez más dinero en bienes importados.

Lee: EU, el menos afectado si se termina el TLCAN, dice Moody's

Sí, la nación importa más de lo que exporta, especialmente productos manufacturados como ropa, electrónicos y autopartes. Pero Estados Unidos ya no es solo una economía manufacturera. Es una potencia en los servicios también. Por ejemplo, en los medios de comunicación, en las finanzas y en la tecnología. En servicios, Estados Unidos tuvo un superávit comercial de 244,000 millones de dólares el año pasado.

De la forma en que el presidente explica el déficit comercial, Estados Unidos “perdió” 566,000 millones de dólares. Pero no es como si hubiera una cuenta bancaria sobregirada. El comercio es increíblemente complejo. El dinero que fluye hacia otros países no simplemente desaparece. Se convierte en efectivo que en muchos casos debe reinvertirse. ¿Y a dónde va? De regreso a Estados Unidos, mantenido en bonos del Tesoro, acciones, bienes raíces, fábricas y otras inversiones. Estados Unidos importa bienes y otros países exportan capital a cambio.

Por otro lado, los superávits comerciales no siempre son algo bueno. La última vez que Estados Unidos tuvo un superávit comercial, Gerald Ford era presidente y el país estaba en medio de una recesión. Japón tuvo un superávit comercial de 27,000 millones de dólares el año pasado con el resto del mundo, sin embargo, su economía está estancada. No ha podido lograr superar mediante las exportaciones lo que se conoce como su “década perdida” de crecimiento económico.

El problema con los déficits comerciales se produce cuando los países hacen trampa. Y aquí el presidente tiene un muy buen punto.

Lee: Trump admite que inventó déficit comercial a Trudeau

Cuando los gobiernos extranjeros roban propiedad intelectual, ese no es un campo de juego parejo. Lo mismo ocurre cuando otros países ignoran las marcas y patentes, utilizan mano de obra barata, tienen bajos estándares ambientales y de seguridad, manipulan su moneda para darles a sus productos una ventaja de precio y venden sus productos a precios artificialmente bajos en los mercados extranjeros para acabar con la competencia.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Expertos hallan restos de un dinosaurio de más de 200 millones de años
Te Recomendamos
×