El crecimiento económico de EU del primer trimestre tendrá un inicio mediocre

Las predicciones de la economía estadounidense se han hundido en las últimas semanas, pero se espera que se acelere a finales de este año a medida que se resientan los efectos de la ley fiscal.
Pasan tijera  Goldman Sachs, Barclays y otras firmas de Wall Street han recortado sus pronósticos de crecimiento.  (Foto: iStock by Getty Images/rzoze19)
MATT EGAN
NUEVA YORK (CNNMoney) -

El presidente estadounidense, Donald Trump, aplaudió la semana pasada que la “embravecida” economía se encuentra en un “máximo histórico”, reflejando el optimismo en Wall Street y las empresas estadounidenses sobre un año estelar para el crecimiento.

Lamentablemente, las predicciones para el crecimiento económico del primer trimestre se han hundido en las últimas semanas, lo que indica que el 2018 podría tener un comienzo mediocre.

Hace apenas un mes, la Reserva Federal de Atlanta predijo un crecimiento floreciente del 5.4% durante los primeros tres meses del año. Pero el tacaño gasto de los consumidores estadounidenses ha obligado a la Fed de Atlanta a reducir drásticamente su perspectiva. La previsión ahora es de un crecimiento del PIB más bien vulgar de 1.8%.

Goldman Sachs, Barclays y otras firmas de Wall Street también han recortado de manera similar sus pronósticos de crecimiento por debajo del 2%.

Eso a pesar de la creciente confianza entre las familias estadounidenses, los presidentes ejecutivos y los propietarios de pequeñas empresas a raíz de los recortes de impuestos por 1.5 billones de dólares de Trump.

Lee: ¿Quedaron olvidadas las lecciones de la Gran Recesión?

“Estamos viendo mucho fervor positivo entre los consumidores y las empresas, pero eso aún no se ha traducido en acción”, dijo Kristina Hooper, estratega de mercados globales de Invesco.

Aunque la confianza del consumidor llegó a un máximo de 17 años el mes pasado, las ventas minoristas disminuyeron inesperadamente entre enero y febrero. Fue la tercera caída mensual consecutiva, una tendencia decepcionante debido que el gasto del consumidor impulsa dos tercios de la economía.

La buena noticia es que el entorno económico luce fuerte a pesar de la racha débil reciente. Considera el estelar reporte de empleos de febrero que reveló un aumento de 313,000 empleos.

Se espera que el crecimiento se acelere a finales de este año, especialmente a medida que se resienten los efectos de la ley fiscal.

El poco inspirador inicio de año también encaja en un patrón reciente, en el que el crecimiento comienza aburrido y luego rebota. La Reserva Federal de San Francisco incluso publicó un informe de 2015 sobre el “acertijo del débil crecimiento del PIB en el primer trimestre” que sugería que era más un problema estadístico que real.

“No deberíamos preocuparnos demasiado por eso. Históricamente, el PIB del primer trimestre tiende a ser débil”, dijo Hooper.

Es posible que también haya fuerzas únicas vez pesando sobre la economía. Más notablemente, la destrucción de más de medio millón de autos por los huracanes Harvey e Irma creó un aumento de la demanda que elevó la economía a fines de 2017.

Lee: Economía vs Trump, ¿EU pierde con el déficit comercial?

“El rebote posterior al huracán se está desvaneciendo. Es un ciclo de altibajos para los automóviles, pero no indica que la economía se esté revirtiendo”, dijo Michael Gapen, economista en jefe para Estados Unidos de Barclays.

La ley fiscal también puede estar jugando un papel importante aquí.

Morgan Stanley indicó que el entusiasmo por los recortes fiscales venideros “adelantó el gasto” en los últimos tres meses del año pasado, “conduciendo a una devolución” a principios de 2018. En otras palabras, las personas gastaron más de lo que normalmente gastarían antes de que la ley tributaria se promulgara y ahora están recortando.

“Parece que no hay nada siniestro sucediendo en los hogares de Estados Unidos”, escribió en un informe reciente el economista de Morgan Stanley, Michel Dilmanian.

Es probable que otras personas esperen para ver cómo afecta sus finanzas personales la amplia ley fiscal antes de derrochar en una compra grande como un televisor o un refrigerador.

“Este es un paquete de impuestos complicado. Los consumidores aún están descifrando el impacto”, dijo Hooper.

En un panorama más amplio, sigue habiendo mucho optimismo sobre la economía durante el resto de 2018.

Los economistas creen que es posible que el crecimiento alcance el 3% anual, cumpliendo el objetivo del gobierno de Trump. La Reserva Federal incluso podría revelar una perspectiva económica mejorada el miércoles.

Ciertamente ayuda a que la economía esté a punto de recibir un doble impulso por el impacto de la ley fiscal y un acuerdo bipartidista en Washington que aumentaría el gasto en aproximadamente 300,000 millones de dólares.

Por supuesto, sumar esa ayuda a una economía ya saludable podría ser contraproducente si genera tanta inflación que obliga a la Fed a enfriar las cosas con alzas agresivas de tasas.

El otro gran riesgo es que la ofensiva comercial de Trump salga terriblemente mal. Los principales socios comerciales ya han prometido tomar represalias contra los elevadas aranceles de Trump sobre la importación de acero y aluminio.

Luego, Trump quiere confrontar el presunto robo de propiedad intelectual de China y establecer una potencial guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

“Las partes antimercado y antiinmigración de la agenda del gobierno de Trump no son favorables al crecimiento”, dijo Gapen.

“¿Nos metemos en un ojo por ojo? Eso es un gran riesgo para las perspectivas”, dijo.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
“Parecías un pequeño fideo mojado”, fue una de las críticas hacia Trump
Te Recomendamos
×