Publicidad
Publicidad

Las importaciones de crudo saudí, a un mínimo desde 1988 en EU

Los envíos de petróleo de Arabia Saudita cayeron 14% el año pasado, a 943,000 barriles por día, un mínimo desde el gobierno de Reagan.
arabia
Estrategia Arabia Saudita, el líder de la OPEP, recortó los envíos de petróleo a EU, medida que hizo subir los precios del crudo. (Foto: iStock by Getty Images/Bet_Noire)

Los envíos de petróleo de Arabia Saudita a Estados Unidos se han reducido drásticamente a pesar de los vínculos más estrechos entre las dos naciones bajo el gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump.

Las importaciones estadounidenses de crudo saudí cayeron 14% el año pasado a 943,000 barriles por día, según las estadísticas del gobierno estadounidense. Esa es la cifra más baja desde 1988, el último año del presidente Ronald Reagan en el cargo.

La tendencia, impulsada por el deseo de Arabia Saudita de aumentar los precios del petróleo, se ha acelerado últimamente. Estados Unidos importó solo 690,000 barriles por día de crudo saudí en diciembre, un 32% menos que el año anterior, según la Administración de Información Energética.

Trump, quien como candidato amenazó con prohibir el petróleo saudí, se reunió con el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman el martes en la Casa Blanca. Los dos líderes aplaudieron la mejora de las relaciones entre Washington y Riad, particularmente en cuestiones de seguridad.

Publicidad

Arabia Saudita, el líder de la OPEP, tomó una decisión estratégica en mayo pasado de recortar los envíos de petróleo a Estados Unidos. El objetivo era acelerar el impacto de los recortes de la producción de la OPEP al obligar a que bajaran las existencias de petróleo de Estados Unidos, una fuerza importante que mantenía un límite sobre los precios del petróleo en ese momento. La medida dio sus frutos: el precio del crudo ha subido bruscamente, a más de 60 dólares el barril.

“Fue totalmente inteligente”, dijo Matt Smith, director de investigación de materias primas de ClipperData. Llamó a la decisión un “punto de inflexión” para los recortes de producción de la OPEP.

“Arabia Saudita se dio cuenta de que su éxito dependía de reducir los flujos al mercado más grande, más transparente y más oportuno del mundo”, dijo Smith.

Lee: El mercado bursátil más atractivo los tiene Arabia Saudita

Publicidad

Los comerciantes de petróleo en todo el mundo observan de cerca las estadísticas energéticas de Estados Unidos porque proporcionan una ventana al apetito de uno de los mayores consumidores de petróleo del mundo. Las cifras publicadas por otros grandes países se dan a conocer con retraso y pueden estar sujetas a modificaciones.

Estados Unidos tiene menos apetito por el petróleo extranjero en general. Gracias al auge del esquisto en lugares como Texas y Dakota del Norte, la producción mensual de petróleo de Estados Unidos alcanzó su máximo histórico el año pasado. Los meteorólogos creen que Estados Unidos podría eventualmente superar a Arabia Saudita y Rusia como el mayor productor de petróleo del mundo.

Estados Unidos importó 7.9 millones de barriles de petróleo crudo por día el año pasado, según el EIA. Eso es una baja desde más de 10 millones de barriles por día hace una década, aunque ha aumentado un poco en los últimos años.

Lee: Boom de esquisto pone en duda capacidad de refinación de EU

Publicidad

Curiosamente, Iraq ha intensificado sus envíos de petróleo a Estados Unidos. Las importaciones de petróleo iraquí a Estados Unidos superaron las importaciones saudíes en octubre por primera vez desde 1985, según ClipperData.

Esa tendencia fue cierta incluso en la gigantesca refinería de Port Arthur en Texas, propiedad de la compañía petrolera estatal de Arabia Saudita. En septiembre, las instalaciones de Port Arthur importaron más petróleo de Irak que de Arabia Saudita por primera vez, según ClipperData.

“Arabia Saudita está sacrificando sus propios barriles por el bien común” de la OPEP, dijo Smith.

Trump se ha comprometido a hacer que la energía estadounidense sea independiente de “nuestros enemigos y los carteles del petróleo”. Cuando se postulaba para la Casa Blanca, Trump le dijo al New York Times que consideraría suspender las importaciones de petróleo de Arabia Saudita y otras naciones árabes si no hacían más por combatir el terrorismo.

Publicidad

“Sin nosotros, Arabia Saudita no existiría por mucho tiempo”, dijo Trump al periódico en marzo de 2016.

El ministro de energía de Arabia Saudita, Khalid Al-Falih, advirtió posteriormente a Trump contra tal medida y dijo que “bloquear el comercio de cualquier producto no es saludable”.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad