Dólar y gasolina ¿alejarán a Banxico de su meta de inflación?

Algunas instituciones financieras cambian sus pronósticos del nivel de precios al consumidor de productos y servicios para el año.
Precios  La meta de inflación del Banco de México es de 3% más/menos un punto porcentual.  (Foto: Getty)
Ciudad de México (Expansión) -

Llegar a la meta de inflación del Banco de México de 3% más/menos un punto porcentual parece alejarse por un mayor tipo de cambio para el cierre de año, repuntes en los precios de las gasolinas y aranceles aplicados por México a alimentos provenientes de Estados Unidos, refieren instituciones financieras.

La mayor presión para la inflación proviene de una menor apreciación del peso mexicano frente al dólar, a raíz de la incertidumbre del futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la aplicación de aranceles al acero y aluminio mexicanos por parte de Estados Unidos, y el proceso electoral mexicano, coincidieron analistas de Oxford Economics, Barclay's y Bank of America.

El peso mexicano se ha depreciado 15% en los últimos dos meses, un nivel que no se había visto desde que Donald Trump tomó posesión como presidente de Estados Unidos, y se acerca a los 21 pesos por dólar, esto generaría mayores precios en productos importados, refirió Fernando Murillo, economista senior para México de Oxford Economics en entrevista.

Lee: Dólar hasta en 22.20 pesos si hay conflicto postelectoral

Ante este panorama algunas instituciones financieras han incrementado levemente sus perspectivas de inflación para el cierre de 2018.

El viernes pasado Oxford Economics revisó su pronóstico de inflación anual para el cierre de 2018 de 3.8%, que tenía en mayo, a 4.1% en su expectativa de junio. Además espera que la tasa de inflación se acerque a la meta de Banxico en el primer trimestre de 2019, y ya no en el último trimestre de este año.

Expectativas al alza

A inicios de 2018 el propio Banco de México (Banxico) esperaba que la inflación se acercaría a su meta en el primer trimestre de 2019, y en su último reporte de inflación publicado el 30 de mayo, comenta que espera que sea a lo largo de 2019.

“El panorama en abril parecía mucho mejor; se esperaba un acuerdo para el TLCAN, los mercados se estaban ajustando bien a la perspectiva de tener un presidente de izquierda en julio, mientras que el peso se mantenía alrededor de 18 pesos por dólar. El panorama se ha deteriorado desde entonces”, explicó Murillo.

El último día de mayo, el presidente Donald Trump decidió aplicar aranceles a los envíos de acero y aluminio mexicanos y canadienses, lo que desató la aplicación de aranceles en represalia a productos estadounidenses, volatilidad en el mercado cambiario, y la interrupción de una mesa permanente de negociación para el Tratado. El panorama se enturbió más luego del anuncio de aranceles entre Estados Unidos y China.

Ante este panorama, el 15 de junio Barclay's también ajustó su pronóstico al alza ubicándolo en 4.1%, cuando el primero de junio tenía una expectativa de 3.9%.

Ayer (martes 19), Bank of America Merrill Lynch Research también subió su expectativa para 2018 de 3.8% a 4.1%, y para 2019 de 3.4% a 3.9%, refirió su economista en jefe para México y Canadá, Carlos Capistrán.

Factores de presión

El experto explicó que además de una menor holgura del mercado laboral, las expectativas subieron en vista de que después de las elecciones la secretaría de Hacienda puede permitir que la presión de los precios de energéticos influya más en la inflación.

Actualmente, el alza en los precios de energéticos como las gasolinas han sido amortiguados por un estímulo fiscal que radica en reducir la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

“(De no dar este estímulo) el precio por litro estaría entre 3 y 4 pesos arriba de lo que está ahora”, comentó en entrevista Gabriel Casillas, director general adjunto de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte.

Tras la liberalización de los precios de los combustibles el año pasado, el tipo de cambio y del petróleo son dos factores determinantes de los mismos.

Aunado a ello, según Casillas, la aplicación por parte de México de aranceles de 25% promedio a la importación de manzanas, carne de puerco, arándanos y quesos provenientes de Estados Unidos, puede tener un impacto inflacionario menor a los 30 puntos base, es decir 0.30%.

Lee: 3 efectos en México por la guerra arancelaria entre China y EU

El próximo viernes el INEGI dará a conocer el reporte de inflación de la primera quincena de junio. Grupo Santander prevé que se sigan observando presiones al alza en el rubro de energéticos, lo que mantendrá la inflación en términos anuales por encima de 4.5%, arriba del rango superior de Banxico de 4.0%, refirió la institución.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Olga Sánchez pide que se abra el debate a la despenalización de las drogas
Te Recomendamos
×