Publicidad
Publicidad

Las ventas de petróleo de EU, en aprietos por guerra comercial con China

El impresionante impulso de las exportaciones de crudo de EU corre peligro si China, su segundo más grande comprador, decide imponerles aranceles.
opep petroleo
Riesgo chino Los aranceles de China podrían sofocar las exportaciones de petróleo de Estados Unidos, dañar los precios nacionales y ralentizar la actividad a lo largo del ecosistema energético. (Foto: iStock by Getty Images/LIgorko)

La creciente guerra comercial entre Estados Unidos y China representa un problema para la próspera zona petrolera.

Las exportaciones de petróleo de Estados Unidos han aumentado hasta en cuatro veces desde que el Congreso derogó una prohibición de 40 años a finales de 2015 . El impresionante crecimiento ha ayudado a impulsar la producción de petróleo de Estados Unidos a niveles históricos y ha inspirado el desarrollo de enormes instalaciones de exportación.

Ese impulso ahora está en peligro. China es el segundo más grande comprador de petróleo crudo de Estados Unidos, y Beijing ha amenazado con tomar represalias en contra de los golpes del presidente Donald Trump al imponer tarifas sobre el petróleo crudo estadounidense.

Lee: EU puede ser el rey del petróleo en 2018

Los aranceles de China podrían sofocar las exportaciones de petróleo de Estados Unidos, dañar los precios nacionales y ralentizar la actividad a lo largo del ecosistema energético.

"El presidente Trump tiene un punto sobre los abusos comerciales de China, pero las tarifas son un juego peligroso que se puede salir de las manos fácilmente”, dijo Dan Eberhart, CEO de la empresa de servicios de yacimientos petroleros Canary LLC.

Publicidad

Lee: A Trump no le va a gustar esto: China tiene superávit comercial récord con EU

Eberhart dijo que las penalizaciones de China serían malas para Canary y otras empresas petroleras que dependen del incremento en las perforaciones de yacimientos.

"Se espera que el toma y daca en aumento entre Washington y Beijing afecte al sector energético”, dijo Eberhart, cuya empresa emplea a 400 personas.

El conflicto comercial ha aumentado en días recientes. Este viernes, Trump impuso formalmente aranceles sobre 34,000 millones de dólares en bienes chinos, incitando la rápida respuesta de China. La administración prosiguió el martes con planes para imponer aranceles sobre otros 200,000 millones de dólares en bienes chinos.

Beijing ha prometido no ceder, pero pronto podría quedarse sin productos estadounidenses a los cuales gravar. China solo importó 130,000 millones de dólares en bienes de Estados Unidos el año pasado.

Lee: El 'fracking' viene a México, ¿qué ventajas y riesgos tiene?

Publicidad

"Tendrán que gravar todo lo que proviene de Estados Unidos, incluyendo el crudo”, dijo Abudi Zein, CEO de la firma de investigación ClipperData.

China podría ser el mayor cliente petrolero de EU

Estados Unidos envió poco más de 2 millones de barriles de crudo al día al extranjero la semana pasada, de acuerdo con las estadísticas gubernamentales presentadas el miércoles. Esto es mayor a los 500,000 barriles al día a finales de 2015.

Canadá es el principal destino para el petróleo de Estados Unidos, con casi 359,000 barriles al día.

Sin embargo, Zein dijo que las estadísticas gubernamentales están ligeramente distorsionadas por que incluyen “reexportaciones”: crudo canadiense que cruza brevemente a Estados Unidos en los oleoductos antes de regresar a Canadá.

Publicidad

Excluyendo a Canadá, China ha importado más del doble del petróleo estadounidense que cualquier otro país del mundo este año, de acuerdo con el gobierno.

Los analistas dicen que China podría decidir tomar represalias contra Estados Unidos al adquirir petróleo de otros países. Esto podría incluir Irán, que está desesperado por encontrar compradores debido a las fuertes sanciones de Washington.

"Con tarifas o sin tarifas, China podría usar el petróleo como arma para presionar a Estados Unidos, simplemente al no comprarlo”, dijo Zein.

Los productores de esquisto saltan a las exportaciones

Eso sería un resultado inquietante para las empresas estadounidenses que habían estado apostando por las exportaciones.

Publicidad

Por ejemplo, el gigante del petróleo de esquisto Pioneer Natural Resources aumentó sus exportaciones de crudo a alrededor de 90,000 barriles por día durante el primer trimestre. El objetivo es impulsar las exportaciones hasta 150,000 barriles por día para fin de año.

Eventualmente, "prácticamente todo nuestro petróleo" será exportado o trasladado a refinerías a lo largo de la Costa del Golfo, dijo recientemente el CEO de Pioneer, Timothy Dove, en una conferencia.

El beneficio de exportar el petróleo es que se puede vender a precios internacionales, que son alrededor de 4 dólares por barril más altos que los precios de EU.

El atractivo de los precios más altos llevó a Continental Resources, un jugador importante en el campo petrolero de Bakken de Dakota del Norte, a recurrir a China. Continental, dirigida por Harold Hamm, partidario de Trump, anunció el otoño pasado su primera venta de petróleo Bakken para su entrega en el extranjero.

Las compañías navieras, que han tenido problemas en los últimos años, también se han beneficiado de la necesidad de petroleros masivos para transportar petróleo crudo.

Los puertos compiten por satisfacer la demanda extranjera

Publicidad

Los puertos a lo largo de la Costa del Golfo de Estados Unidos han realizado mejoras costosas para poder manejar esos barcos gigantes.

Después de un mini cambio de imagen, el puerto de petróleo de la costa de Luisiana anunció en febrero que completó la primera carga de un superpetrolero lleno de crudo en EU. Es el único puerto de aguas profundas en Estados Unidos que puede manejar superpetroleros.

Otros puertos están corriendo para ponerse al día. El mes pasado, el Puerto de Corpus Christi, Texas, aprobó un paquete de bonos de 217 millones de dólares que se utilizará para pagar las terminales de construcción y la modernización de ferrocarriles y canales de envío para manejar las crecientes exportaciones de energía.

También se están construyendo oleoductos para transportar petróleo bombeado en Bakken y la cuenca Pérmica del oeste de Texas hasta la costa del Golfo, donde se puede enviar al exterior.

La industria espera que, incluso si China impone aranceles al petróleo de EU, las exportaciones se desvíen a otros lugares.

Publicidad

El petróleo de EU es tan deseable que Corea del Sur u otros países de Asia probablemente lo comprarán, aunque tal vez a un precio menor, según Brian Youngberg, analista senior de energía de Edward Jones.

"El riesgo es que no puedan encontrar un comprador alternativo", dijo Youngberg, "y el petróleo se asiente en la costa del Golfo".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad