Publicidad
Publicidad

El apetito por deuda mexicana de corto plazo aumenta

Luego de los resultados de las elecciones, los inversionistas muestran mayor interés y demanda de Cetes, y baja la demanda de bonos de largo plazo.
A la espera.
A la espera. Los inversionistas mexicanos esperan una mayor tasa de interés al cierre de 2019. (Foto: stevecoleimages/Getty Images)

Después de las elecciones en México y en espera de un incremento más en la tasa de interés de referencia del Banco de México (Banxico) este año, participantes en el mercado de valores gubernamentales muestran un mayor interés por la compra de deuda mexicana de corto plazo.

Este martes, la Secretaría de Hacienda, a través del banco central como agente financiero, dio a conocer que en la subasta semanal de valores gubernamentales, los Cetes de 28, 91, 182 y 364 días, registraron demandas mayores a los de la subasta semanal pasada.

La demanda de Cetes 91 de 4.00 veces, cuando la previa fue de 2.82 veces . Mientras que la demanda de Cetes a 28 días, fue de 3.97 veces en comparación con la de la semana pasada de 3.29 veces.

Las cifras muestran que hay un mayor apetito por estos instrumentos, incluso que hubo una sobre demanda, esto puede obedecer a los mensajes de confianza que ha dado el nuevo gobierno después de las elecciones, pero como aún el panorama no está del todo claro, los participantes cambian a instrumentos de corto plazo, explicó Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CI Banco.

Lee: Capitales foráneos esperan el mensaje inicial del candidato ganador

En la subasta extraordinaria de hoy de Cetes a 182, 280 y 364 días, también hubo una demanda mayor a la prevista y un fuerte apetito por el instrumento de 182 días, del que se colocaron 790 millones de pesos y de 364 días, 29,210 millones de pesos , refirió Banorte en un comunicado. La fecha de liquidación de estos instrumentos es mañana 19 de julio.

Publicidad

En la subasta de esta semana, se observó un menor ritmo en la demanda de instrumentos de largo plazo. La de Bondes D a cinco años pasó de 3.90 veces a 3.33, la de Bono M de 10 años de 2.40 veces a 2.05 veces y la de Udibono de 30 años, disminuyó al pasar de 2.31 veces a 1.83.

Los participantes en el mercado están a la espera de mayor certeza en las acciones que tomará el gobierno entrante, por lo que después del discurso que dará el nuevo presidente, el primero de diciembre, se tendrá una mejor expectativa para la participación en el mercado de deuda mexicano, consideró Gordillo.

Una semana después de las elecciones, la tenencia de Cetes en manos de residentes en el país aumentó 27,617 millones de pesos (mdp), pero la tenencia de Cetes en manos de residentes en el extranjero disminuyó 7,093 mdp.

Al cierre del nueve de julio, el total de bonos en circulación disminuyó 2,243 mdp, por menor participación tanto de nacionales como extranjeros, según información de Banxico.

No obstante, el total de valores gubernamentales incrementó 4,143 mdp.

Cabe destacar que durante la temporada electoral los inversionistas cambiaron instrumentos de corto plazo, por instrumentos de largo plazo.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad