Publicidad
Publicidad

La moneda china está cayendo por Trump, pero igual y no es una mala noticia

Una moneda en declive podría ayudar a la industria exportadora de China a hacer frente a los nuevos aranceles estadounidenses debido a que vuelve más baratos sus productos.
Estrategia
Estrategia Los analistas ven poco probable que China deprecie su moneda como estrategia para la guerra comercial. (Foto: Nuthawut Somsuk/Getty Images/iStockphoto)

La moneda china está volviendo a caer. ¿Pero qué tan bajo llegará?

El yuan se debilitó casi 1% frente al dólar estadounidense el jueves y continuó su caída este viernes, alcanzando su nivel más bajo en más de un año. Ahora ha caído en más de 8% en los últimos tres meses en medio de una disputa comercial global y preocupaciones sobre una desaceleración económica en China.

Los analistas dijeron que la más reciente caída del yuan se produjo después de que el banco central de China indicara que estaba dispuesto a aceptar una moneda más débil.

Una moneda en declive podría ayudar a la enorme industria exportadora de China a hacer frente a los nuevos aranceles estadounidenses debido a que vuelve más baratos los productos chinos para los compradores que pagan en dólares. Eso a su vez podría impulsar una economía que registró su tasa de crecimiento más lenta en casi dos años —de 6.7%— en el segundo trimestre.

A diferencia del dólar o el euro, el yuan no flota libremente frente a otras monedas. En cambio, el banco central de China —el Banco Popular de China— ayuda a guiar la moneda estableciendo un rango de cotización diario.

Lee: EU vigila el yuan en busca de señales de manipulación

Publicidad

Los analistas de la firma de investigación BMI señalan que el yuan se está debilitando porque los inversores esperan que el banco flexibilice la política monetaria “en un intento por respaldar una economía que enfrenta múltiples dificultades”, incluida una guerra comercial con Estados Unidos.

Estados Unidos y China han impuesto aranceles sobre miles de millones de dólares en bienes de respectivamente, y el presidente estadounidense, Donald Trump, amenaza con volver a atacar más exportaciones chinas.

Un yuan más débil provoca el riesgo de aumentar las tensiones comerciales con el gobierno de Trump, que ha acusado reiteradamente a China de mantener su moneda artificialmente baja para respaldar su enorme industria exportadora.

Las últimas caídas llevaron a Trump a quejarse en una entrevista con CNBC el jueves de que el yuan estaba “cayendo como una roca” frente al dólar.

“Nuestra moneda está subiendo. Tengo que decírtelo, eso nos pone en desventaja”, agregó Trump.

Los analistas dicen que es poco probable que China use el yuan más débil como arma en la guerra comercial. Señalan el caos provocado en los mercados chinos y mundiales por las fuertes caídas en la moneda en 2015 y 2016.

Publicidad

“Ya sea que China esté llevando a cabo deliberadamente una política de depreciación, la cuestión estará cada vez más en la mente de los inversores a medida que la caída se profundiza”, escribieron estrategas de Societe Generale en una nota el viernes.

Lee: La OTAN lanza un recordatorio a Trump

Hay otros factores pesando sobre el yuan. Dada la fortaleza de la economía de Estados Unidos, se espera que la Reserva Federal siga aumentando las tasas de interés. Eso hace que sea más atractivo para los inversores tener dólares estadounidenses, lo que cual los impulsa a vender otras monedas.

“La gravedad está haciendo su trabajo nuevamente a medida que la política monetaria diverge aún más entre Estados Unidos y China”, dijo Margaret Yang, analista de la firma de inversión CMC Markets.

La pregunta es cuánto más puede caer el yuan.

Qi Gao, un analista de divisas de Scotia Bank, espera que la moneda se debilite casi otro 2% frente al dólar. Ahí es cuando se sentiría obligado a detener el descenso del yuan, agregó.

Publicidad

Es un acto de equilibrio delicado para los creadores de políticas.

Si el yuan cae demasiado rápido, podría provocar que el dinero salga de China a medida que los inversores pierden confianza y buscan cambiarlo por activos en dólares y otras monedas.

“Las autoridades chinas probablemente evitarán que la moneda se mueva muy intensamente en cualquier dirección”, dijo Hannah Anderson, estratega de mercado global de JPMorgan Asset Management.

Recomendamos: ¿Todos contra Trump?

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad