Publicidad
Publicidad

El crédito bancario a pymes baja, pero surgen nuevas alternativas

Según un estudio de la OCDE, los créditos a pequeñas y medianas empresas cayó en 2016, a pesar de que éstas mejoraron sus condiciones de operación y recurrieron a otras formas de financiamiento.
Pymes.
Pymes. En 2016, recurrieron más al factoraje, al arrendamiento y a las compras a plazos para financiar sus operaciones. (Foto: stevecoleimages/Getty Images)

El crédito bancario a pequeñas y medianas empresas (Pymes) disminuyó en la mayor parte de los países que integran la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Sin embargo, aumentaron sus alternativas de financiamiento. Además, el tipo de interés mantuvo su tendencia a la baja, explicó su secretario general, José Ángel Gurría.

El funcionario encabezó la presentación de la séptima edición del informe Financiamiento de Pymes y Emprendedores 2018: Un marcador de la OCDE, que abarca información de 43 países, entre ellos México. El documento explica que el descenso en los préstamos bancarios se debió a factores como una caída en la demanda de crédito, la mayor aversión al riesgo hacia las pymes y los elevados niveles de morosidad. La tasa media de crecimiento de los créditos en los países de la OCDE cayó de 2.6% en 2015, a -5.6% en 2016, año de medición para el estudio.

En México, sin embargo, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, afirmó que en los últimos cinco años se registró un incremento de 32% en el financiamiento a las pymes, comparado con el mismo periodo de la administración anterior. Agregó que más de medio millón de pequeñas empresas se han incorporado a los esquemas de crédito.

Lee: Préstamos personales, los más usados por las mipymes

Publicidad

Gurría resaltó que las pymes, que proporcionan entre 50 y 60% de valor agregado a las economías, han registrado mejoras operativas, que se reflejaron en un menor número de quiebras entre 2013 y 2016, el periodo de medición. Esto impulsó el acceso a instrumentos de financiamiento alternativos al préstamo tradicional.

Entre estos instrumentos se encuentran el factoraje (la empresa traspasa el servicio de cobranza de créditos y facturas a su favor, a cambio de dinero), las inversiones de capital de riesgo o las plataformas de crowdfunding, que incluyen el préstamo peer to peer y el equity crowdfunding.

Lee también: Los 7 bancos con más quejas en México

En cuanto a los fondos de inversión para emprendedores, Gurría dijo que se ha ampliado la cobertura, sin embargo, comentó que hay inhibidores fiscales que no siempre permiten a los inversionistas tomar riesgos, por lo que vio la necesidad de crear un esquema fiscal de deducibilidad de pérdidas para el capital de riesgo, en caso de que fracase un emprendimiento al que se le inyectaron recursos.

Publicidad

El estudio hace una serie de recomendaciones para mejorar la información sobre el financiamiento a pymes. Entre ellas están disponer de datos más desglosados, incluidos los recopilados por bancos centrales y oficinas de estadísticas, así como de otros proveedores de financiamiento, a fin de mejorar la evaluación sobre el impacto y eficiencia de las acciones dirigidas a este segmento.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Recomendaciones

Publicidad