Ben & Frank levanta capital para abrir más tiendas en México

La start-up mexicana de venta de lentes planea cerrar este año con siete establecimientos físicos en la capital del país.
Crecimiento.  María José Madero, Eduardo Paulsen, Benigno Pérez y Mariana Castillo son los fundadores de la empresa, que fue finalista de la edición 2017 de los Emprendedores del Año de Expansión.  (Foto: Jesús Almazán)
Angélica Pineda /
CIUDAD DE MÉXICO -

Ben & Frank, la start-up mexicana de venta de lentes a precios asequibles en línea y tiendas físicas, recibió una inversión, por un monto no revelado, de los fondos de capital de riesgo DILA Capital y Jaguar Ventures. Los recursos serán usados para abrir cuatro tiendas en la Ciudad de México y en tecnología que les permita seguir escalando, informó Mariana Castillo, cofundadora y CEO de la compañía.

La operación se concretó en febrero pasado y fue encabezada por DILA Capital. Se trata de la segunda ronda de inversión que realiza el emprendimiento, luego que en noviembre del 2016 levantó capital semilla por 480,000 dólares de inversionistas ángeles, según Crunchbase, una base de datos de empresas de reciente creación.

Con la nueva inyección de capital, la start-up planea cerrar el año con siete locales físicos en operación, indicó Castillo. “Tenemos dos tiendas, en Polanco y San Ángel, así como una pop up store (locales que abren por una temporada y cierran cuando terminan su inventario) en la colonia Roma, que vamos a convertir en un establecimiento completo en los próximos meses”, agregó.

Lee: Ben & Frank, el emprendimiento que reta a la industria óptica

Con un crecimiento mensual de 12% en sus ventas, la compañía tuvo una facturación cercana a 40 millones de pesos en 2017, comentó la CEO. De acuerdo con el reporte de Endeavor, Insight e-commerce, la economía digital y el inicio de una nueva era, 60% de los ingresos de Ben & Frank provienen de la tienda en línea y 40% en los puntos físicos, pero con la apertura en noviembre pasado de su primera tienda en la Ciudad de México, el cliente se ha inclinado hacia la experiencia offline.

Esto ha incidido en las decisiones que está tomando la compañía. Castillo dijo que evalúan abrir establecimientos en Guadalajara y Monterrey, tras observar que la tasa de conversión –que se calcula al dividir el número de ventas entre la cifra de visitantes- en las tiendas de la Ciudad de México es de más del doble respecto a la que tiene en esas ciudades, donde sólo venden desde su sitio web. “Con esta conversión, las tiendas se pagan solas”, señaló.

De hecho, el objetivo de la empresa, a finales del año pasado, era levantar 1.5 millones de dólares para financiar esta expansión física.

Esta estrategia híbrida –tienda en línea con establecimientos físicos- se complementa con unos lentes con diseño propio, armazón y micas garantizadas hasta por 90 días. Además, una política de devoluciones sin costo para el cliente, servicio de graduación mediante una red de oftalmólogos aliados de la compañía y pruebas de producto en casa, en el que se envía a su domicilio cuatro pares de lentes para que elija el de su preferencia.

Lee también: La start-up mexicana Yogome levanta 26.9 mdd para conquistar Asia

Estas políticas de servicio al cliente han dado como resultado un nivel de satisfacción de 90 puntos sobre 100 y un porcentaje de recurrencia de 30%. Eric Perez-Grovas, cofundador y socio general de Jaguar Ventures, destacó los niveles de satisfacción y recurrencia que ha logrado la empresa en poco tiempo.

“Lo hicieron a base de un buen servicio al cliente, porque no es que tuvieran mucho dinero para hacer campañas de publicidad. Son métricas duras que hablan del valor que la firma ha logrado” dijo el inversionista, quien, además de haber sido consejero independiente de Ben & Frank, es actualmente presidente de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Ahora ve
¿Quién está a cargo del diseño del vestido de novia de Meghan Markle?
Te Recomendamos
×