Esta es la firma que quiere competir con el diésel de Pemex mediante algas

Asepro Ecología pone a prueba en México su innovador proceso para generar millones de litros de biodiésel a partir de microalgas.
Costos.  Los productores de este tipo de biodiésel buscan equiparar o mejorar los costos de este combustible frente al diésel refinado a partir del petróleo.  (Foto: iStock by Getty Images)
Edgar Sigler /
CIUDAD DE MÉXICO (Liliana Corona) -

La fuerte caída en la producción de diésel en las refinerías de Pemex abre la oportunidad para que otras empresas abastezcan al mercado del transporte terrestre y marino con sus combustibles. Esta es la apuesta de Asepro Ecología, que ha desarrollado una nueva tecnología a base de microalgas para producir biodiésel y cubrir parte del déficit que tiene México en esta actividad.

La compañía tratará en una planta piloto de producir 12 millones de litros de biodiésel al año, el cual se puede mezclar con el diésel regular.

Leer: La dependencia de Pemex de combustibles importados alcanza un récord histórico

“Vamos a demostrar en marzo del año que viene, ante académicos y testigos acreditados nacionales e internacionales, que nuestra tecnología es capaz de producir ese 'target' de 4 gramos por litro de agua en el sistema, lo que nadie ha logrado”, dice el director general de Asepro Ecología, Javier Gómez Andrade.

La firma logró financiamiento público para instalar una planta piloto en Tabasco, en la que producir diésel a través de una cepa de alga, y añadiendo un proceso de estimulación para su rápida reproducción, con el fin de extraer los aceites que, tras mezclarse con metanol, se convierten en biodiésel.

Esta prueba busca mostrar la eficiencia del proceso, con el fin de escalar el proyecto a una planta de mayores dimensiones que puede tener un costo de hasta 36.5 millones de dólares (mdd).

“La planta más pequeña rentable que hemos modelado es de 12 millones de litros de biodiésel al año, 960,000 litros de glicerina, y 14,000 toneladas de biomasa. Eso nos daría una planta que se puede pagar en tres a cuatro años”, explica el director de operaciones de la firma, Alejandro Peralta Soto.

Esta cantidad de combustibles puede ayudar a suplir parte de las ineficiencias que ahora vive el sistema de refinación de Pemex, que este año ha tocado mínimos de producción tanto en gasolinas como en diésel, lo que ha disparado las importaciones.

“Estamos dependiendo de la importación de gasolinas. Lo que siempre presumimos de autosuficiencia energética, hoy no la tenemos”, apunta Peralta.

En el país se consumen cerca de 64 millones de litros de combustibles diarios, y una planta de estas dimensiones puede aportar unos 360,000 litros de diésel al día para satisfacer parte de la demanda interna para camiones de pasajeros o de carga, así como de barcos.

“El chiste es lograr que esta tecnología sea escalable y modular para llevarla a todos lados”, destaca Gómez Andrade.

La planta piloto comenzará a producir en marzo del siguiente año, y también quiere demostrar que su proceso puede competir en costos frente a la refinación tradicional del diésel, aseguran los directivos de Asepro Ecología.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Con este retrato, una artista sorprende en Irlanda a los duques de Sussex
Te Recomendamos
×