Aleksandr Kogan, el científico relacionado con el escándalo de Facebook

El científico de datos que recopiló información de millones de estadounidenses dice que estaría encantado de testificar en el Congreso y hablar con el FBI.
Robo de datos  Facebook ha acusado a Kogan de mentir sobre por qué estaba recolectando los datos, un señalamiento que Kogan contradice.  (Foto: AFP)
DONLE O'SULLIVAN
nueva york (CNNMoney) -

El científico de datos que recopiló información de millones de estadounidenses para Cambridge Analytica –la controvertida firma de datos que trabajó para la campaña presidencial de Donald Trump– dice que estaría encantado de testificar en el Congreso y de hablar con el FBI sobre el trabajo que desempeñó para la compañía.

Aleksandr Kogan hizo estas declaraciones en un correo electrónico enviado a sus compañeros de la Universidad de Cambridge este fin de semana, que fue obtenido por CNN.

"Me han preguntado seriamente si el FBI me ha contactado, si las dos comisiones del Congreso de Estados Unidos lo han hecho, y si el Parlamento o cualquier otra autoridad en Gran Bretaña se ha comunicado conmigo. Nadie lo ha hecho: sospecho que saben que no soy un espía en realidad. Aunque, si alguien lo hace estaría más que feliz de testificar y hablar con franqueza sobre el proyecto", escribió en su mensaje.

Lee: Facebook sufre el mayor robo de datos de su historia.

La compañía de Kogan le proporcionó datos de millones de estadounidenses a Cambridge Analytica desde 2014. La información se recopiló con una aplicación de prueba de personalidad en Facebook creada por el científico. Cuando los usuarios de la red social hicieron el test, también le dieron a Kogan el acceso a sus datos personales, incluida información demográfica como nombres, ubicaciones, edades y géneros, así como las páginas a las que les pusieron "me gusta" y algunos de los datos de sus amigos en Facebook.

Facebook sostiene que Kogan le indicó que estaba recopilando los datos para fines académicos. Por lo tanto, al entregárselos a Cambridge Analytica infringió la política de la red social. El viernes pasado, Facebook suspendió tanto a Kogan como a Cambridge Analytica de su plataforma. La decisión llegó antes de los reportes publicados este sábado en The New York Times y The Observer en Londres acerca de que supuestamente Cambridge Analytica no habría eliminado la información cuando Facebook se lo solicitó en 2015, un señalamiento que la firma de datos niega.

Lee: Los riesgos de jugar: ‘¿Cómo te verías siendo del sexo opuesto?’.

"Honestamente, ha sido una semana horrible", les manifestó Kogan a sus colegas. "Periodistas del New York Times y The Guardian me han preguntado si soy un espía ruso. Realmente intenté explicar que eso simplemente parece absurdo. Si fuera un espía ruso, soy el espía más tonto del mundo", añadió.

Facebook acusó a Kogan de mentir sobre sus razones para recopilar los datos, una afirmación que el científico contradice en el correo electrónico: "nosotros nunca señalamos que el proyecto fuera para investigación académica. De hecho, hicimos lo que pudimos para que el proyecto no tuviera vínculos con la universidad".

Kogan también explicó en el correo electrónico que si bien inicialmente usó la aplicación con propósitos académicos, después actualizó los términos y condiciones en Facebook y allí señalaba claramente que los usuarios le otorgaban a Kogan el derecho de vender y manejar los datos. "Facebook en ningún momento planteó preocupación alguna sobre ninguno de estos cambios", escribió.

Lee: ¿Por qué nadie puede decirle a Mark Zuckerberg qué hacer en Facebook?.

Por su parte, Facebook sostuvo que la descripción en la aplicación de Kogan inicialmente decía: "Esta aplicación hace parte de un programa de investigación en el Departamento de Psicología de la Universidad de Cambridge". La red social aseguró que Kogan no le informó cuando cambió el propósito académico de la aplicación a uno comercial, y que debería haberle avisado directamente a la compañía.

En el correo electrónico obtenido por CNN, Kogan señaló que él le entregó a SCL, la compañía matriz de Cambridge Analytica, los "puntajes de predicciones de personalidad" de 30 millones de estadounidenses. Pero luego minimizó la magnitud de su trabajo, diciendo que las predicciones en sí mismas no eran útiles para dirigir la publicidad hacia los usuarios en función de sus intereses. "[Descubrimos] que las predicciones que le dimos a SCL eran 6 veces más propensas a equivocarse en los 5 rasgos de personalidad de una persona que tenerlos correctos", escribió.

Lee: Facebook contrata a firma que audite a consultora e implicados en robo de datos.

Cuando CNN le preguntó, a través de un vocero de la Universidad de Cambridge, si él había enviado el email, Kogan no negó que lo hubiera hecho.

Kogan, quien aún trabaja para la Universidad de Cambridge, ahora dirige una empresa de encuestas en línea. La compañía, Philometrics, explica que usa inteligencia artificial para pronosticar los puntos de vista de las personas en diversos temas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En un comunicado, la Universidad de Cambridge señaló que "es importante aclarar que, pese a su nombre, Cambridge Analytica no tiene ninguna conexión o asociación con la universidad en absoluto". Cambridge también ha dicho que no tiene razones para creer que Kogan usó los datos de la universidad o sus instalaciones en su trabajo con Cambridge Analytica.

Cambridge Analytica sostuvo en una declaración este sábado que cuando fue evidente para la empresa que Kogan no recopiló los datos de acuerdo a los términos de servicio de Facebook, eliminó toda la información que él había proporcionado.

Ahora ve
Saúl ‘Canelo’ Álvarez es suspendido seis meses por ingesta de clembuterol
Te Recomendamos
×