Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

  • vacacionar artico.jpg
  • comidas estadios NFL.jpg
  • bmw-x5-portada.jpg
  • hoteles antes de morir.jpg
  • errorafeitar01.jpg
  • canciones-hombres.jpg
  • portada.jpg

La campaña #SinPopote ya tiene empresas ganadoras y perdedoras

Las ventas de algunos fabricantes de popotes han caído por la iniciativa del gobierno, mientras que otras compañías crecen gracias a sus productos biodegradables.
#SinPopoteEstáBien
#SinPopoteEstáBien. La campaña que lleva a cabo la Semarnat comienza a dañar a los fabricantes de popotes, cuyos representantes aseguran que falta una educación de reciclaje en la sociedad mexicana. (Foto: Monrudee/Getty Images/iStockphoto)

El invento millonario para sorber bebidas, creado por el estadounidense Harry Stevens, hoy es motivo de controversia en México y en el mundo.

El video de una tortuga donde se le ve sangrando del orificio nasal porque tiene un supuesto popote atorado, publicado en 2015, llevó a varias asociaciones civiles, organismos, empresas y comercios a posicionarse en contra del uso del popote para no contaminar los océanos.

Lee: Los cambios sustentables de firmas no siempre son bien recibidos

En México, la campaña para no utilizar popotes tomó fuerza este año de la mano de la Secretaria del Medio Ambiente y de Recursos Naturales (Semarnat), con el lema #SinPopoteEstáBien. Y varios fabricantes de popotes ya comienzan a resentir las consecuencias.

#SinPopoteEstáBien, el video de la Semarnat para reducir la contaminación

“De inicio tenemos una reducción del 15% en lo que va del año en nuestras ventas de popotes. Muchos clientes que teníamos, como cadenas de restaurantes, empresas de comida rápida u hoteles, buscan sumarse a la campaña de la prohibición del popote, que obedece a una moda”, comenta Alain Ponce de León, director de Popomex, quien afirma que su padre fue el primero en fabricar popotes de plástico en México, en 1969.

Publicidad

El directivo agrega que el único segmento de negocio en el que aún continúan fuertes sus ventas es para los productos TetraPak. Sin embargo, empresas como Cooperativas Pascual, que utilizan popotes en sus envases de cartón de Boing , ya anunciaron públicamente que dejarán de usarlos.

La compañía que dirige Ponce de León tiene alrededor del 25% de participación de mercado en la industria del popote, que apenas representa el 0.5% del sector de los fabricantes de plástico en el país, de acuerdo con el directivo.

Lee: La Casa de Toño y Hyatt también deciden 'cortar'con los popotes

En promedio, una persona consume 73 piezas de popotes anualmente, es decir, un popote cada cinco días, según la Asociación Nacional de Plásticos (Anipac), que representa a 250 empresas del sector de plásticos. “Pero la campaña Sin Popote afirma que una persona consume 38,000 popotes en su vida. Eso significa que una persona tendría que consumir diario un popote durante 104 años, y nadie tiene un promedio de vida de esa edad”, asegura Ponce de León.

Para revertir sus caídas en las ventas, el directivo propone agregar un aditivo, que ya se usa en Estados Unidos y Europa, para convertir los popotes en oxobiodegrables, lo que reduce su tiempo de vida a un máximo de dos años.

Popotes biodegrables, de moda

Publicidad

En el último año, empresas multinacionales, nacionales, restaurantes y otros comercios de consumo han hecho pública su posición de dejar de utilizar popotes para no dañar los océanos y el medio ambiente, o en todo caso utilizar popotes biodegrables (ya sean de papel, de fécula de maíz, de plástico biodegrable o de cáscara de aguacate, entre otros).

"Hace nueve años, no usar popotes era una moda, ahora es una tendencia, y dentro de dos años quizá sea una necesidad (hacer productos más biodegradables). Pero el popote no va a desaparecer, lo usan en los hospitales para los enfermos, en los niños, etc.”, afirma Óscar Castañón, director comercial y de marketing de Bamboorganic, que hace poco menos de un año comenzó a fabricar popotes biodegradables y de papel.

Recomendamos: Bolsas de plástico, a la basura

Esta empresa nació como asociación hace casi diez años para concienciar a la sociedad sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, y estuvo entre las promotoras de la ley para que todas las bolsas de plástico de los súper mercados fueran oxobiodegradables. “Fue una ley exactamente igual a la que ocurre ahora con los popotes. El país se puso de cabeza, buscaron soluciones para cambiar este impacto”, agrega Castañón, en entrevista.

Ahora, esta empresa comienza a tener pedidos en Costa Rica, Panamá, Estados Unidos y Alaska. El objetivo es que la marca sea una referencia del popote orgánico a nivel nacional.

Publicidad

“En términos porcentuales, las llamadas a la oficina se dispararon un 90%, y nuestras ventas quizá un 45%, porque lo que detiene mucho a la gente es la cuestión económica”, destaca Castañón. El precio de los popotes de papel es 10 veces más caro.

Desaparecerlos, ¿una solución?

La industria de fabricantes de plástico considera que las campañas que “satanizan” a los popotes no son una solución, ya que del total de los residuos sólidos urbanos, solo el 0.05% representan a los popotes, de acuerdo con la Anipac.

Asimismo, la asociación destaca que las resinas utilizadas en la fabricación de popotes son 100% reciclables, ya que se fabrican de acuerdo a la NOM-251-SSA1-2009, que regula las prácticas de higiene para el proceso de alimentos, bebidas o suplementos alimenticios.

Lee: 5 marcas preocupadas por el medio ambiente

Publicidad

“No atacan a los vasos, no atacan a las tapas o envases. Aquí el problema es la falta de cultura del reciclado de los productos plásticos. No hay una política gubernamental. Tenemos un país en el que que se consumen jugos y bebidas en las calles, en la oficina, todos esos segmentos se verían afectados si se llegara a dar una prohibición, y todos los plásticos sin excepción son reciclables y reutilizables”, señala Ponce de León.

Otro problema es que solo el 39% de la fabricación de popotes se encuentra en la industria formal, mientras que el resto se fabrican sin cumplir la normatividad y con materiales "sucios" que afectan al resto de la industria, afirma la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ).

Starbucks, se une a #SinPopote

Por su parte, la cadena de cafeterías de la sirena verde anunció hace un par de semanas que dejará de usar popotes en la mayoría de sus bebidas hacia 2020. La compañía utilizaba 1,000 millones de popotes a nivel mundial en sus 28,000 tiendas.

En México, propone eliminarlos un año antes, dice Christian Gurria, director de Starbucks en México.

Publicidad
Para 2020, Starbucks eliminará los popotes de plástico

“Lo primero que hicimos fue eliminar los popotes de nuestras barras, aunque lo tenemos disponible por si lo piden. La segunda etapa es trabajar en una tapa para las bebidas frías en la que ya no requieras popote, y la lanzaremos en el primer trimestre de 2019. En los frapuccinos utilizaremos popotes sustentables, y estamos trabajando de la mano con proveedores nacionales en México para implementarlo el año que viene”, comenta en entrevista.

La empresa ya ha estado trabajando en un programa de sustentabilidad en la que regaló más de 70,000 vasos reutilizables en el mes de abril, durante el marco del Día de la Tierra. También redujo el calibre de sus vasos de plástico y hace descuentos de tres pesos en las bebidas si una persona lleva su propia taza o termo.

“Hoy estamos trabajando con los diferentes proveedores de popotes. Estamos buscando inicialmente un popote biodegradable de Estados Unidos, para posteriormente buscar desarrollarlo en México con proveedores locales”, agrega Gurria.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad