Publicidad
Publicidad

Beetle de ojos cerrados

La agencia DDB diseñó un anuncio para VW que los dedos pueden leer y los ojos no pueden entender.

Los que ven no pueden leer el anuncio impreso más reciente de Beetle. Lo -único que pueden reconocer es un enorme cielo despejado que cubre un campo -amarillo dividido por una carretera. Pero por curiosidad, no aguantarán la -tentación de tocar las letras en braille.

- La idea surgió de Óscar Gutiérrez, creativo de DDB de México, que con tan -solo tres meses de haber ingresado a la segunda agencia más importante del -país, propuso la idea para Beetle 2006 en México.

- Sólo los ciegos pueden leer un poema que empieza así: “El viento se -desliza entre cada uno de tus cabellos, los recorre una y otra vez hasta que se -aburre…”. Al reverso de la página, todos pueden ver: “Nuevo Beetle. El -mundo está cambiando” y si quieren saber el contenido completo, tendrán que -entrar a la página web.

- Aunque no se trata de un modelo diseñado para discapacitados, la nueva -campaña también incluye otro impreso de un auto estacionado que respeta la -rampa para minusválidos.

- “Había que construir la marca”, apunta Raúl Cardós, presidente de DDB -México, y es que el diseño del Beetle remite a la idea del auto del futuro, -con sus torneadas curvas y colores vivos. Así, determinaron un perfil diferente -de conductores que Yosu Arangüena, vicepresidente creativo, los describe así: -“Son personas que con sus acciones demuestran que el mundo está cambiando, -que tienen conciencia ecológica, que respetan los lugares para minusválidos. -Es gente cool, divertida y joven”. A partir de esta premisa vino la -tarea más difícil para todo creativo: diseñar el anuncio.

- Al equipo le gustó el concepto del poema en braille y Volkswagen aceptó la -propuesta de inmediato.

Publicidad

- “A pesar de que no llevamos a cabo una medición de la respuesta, el -número de visitas a las concesionarias fue el éxito de la campaña. Además, -recibimos una felicitación de la Asociación Nacional de la Publicidad que -reconoció el acierto”, expresó Agustín Garibay, especialista en publicidad -de la marca VW.

- Sin perder tiempo, Óscar navegó por internet en busca del alfabeto braille -y lo distribuyó en la página. Todo parecía marchar bien hasta que una voz -preguntó: “¿seguros que está bien escrito?”. De inmediato, el equipo -entró en contacto con un centro para personas ciegas y descubrieron que el -alfabeto utilizado era de finales del siglo xviii y el espesor y distribución -de los puntos que conformaban las letras no era correcta. Ante la desilusión, -alguien más pensó concentrarse sólo en el diseño –total, nadie lo leería–. -Sin embargo, el equipo votó por hacer las cosas bien.

- El resultado final tiene sus primeros frutos y Óscar, nacido en Monterrey, -comenta: “Mi mamá quiso comprar la revista en la que estaba inserto el -anuncio y tuvo que buscar una que no estuviera manchada en el puesto de -periódicos. La gente estaba tan impresionada que tocaba la página”.

- El mensaje también llegó a Heriberto Ortiz, un joven ciego de 20 años, -encargado de impresiones en braille del Organismo Mexicano Promotor del -Desarrollo Integral de los Discapacitados Visuales. “Es un gran avance porque -todavía nos discrimina la gente que piensa que no tenemos emociones ni -sensaciones. Aunque me hubiera gustado que las letras estuvieran en tinta, para -que todos descubran que tenemos muchas cosas en común”.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad