Publicidad
Publicidad

De rolitas y otros demonios

La industria de la música debería considerar que para la nueva generación de chavos lo importante

El pasado 23 de septiembre, el grupo de rock U2 decidió dar a conocer su -nuevo sencillo entre algunas estaciones de radio de todo el mundo para que lo -transmitieran. Muchas de ellas cuentan con sitios de internet y envían su -señal en línea utilizando MediaPlayer, RealPlayer o Quick-Time, por nombrar a -los programas más populares para realizar el llamado streaming –la -modalidad de transmisión en línea en la que los paquetes de información son -ordenados y reproducidos con cierto retraso por un programa de audio–. Pero -días después, el lunes 27, la popular banda irlandesa liberó la canción “Vértigo” -para su venta en formato digital en un par de tiendas (iTunes Music Store e -Island Records). Lo extraordinario del caso es que, por primera vez, una -agrupación musical con millones de fanáticos en todo el orbe decide vender un -adelanto de su nuevo álbum como descarga digital mucho antes de que el CD -físico salga a la venta (que será en la primera semana de noviembre para el -sencillo y finales de dicho mes para el álbum).

- Quienes a pesar del auge en la venta de reproductores MPS (que ya nos los -anuncian hasta en automóviles), todavía abogan por restringir y hasta eliminar -la venta digital de audio, deben poner atención a la estrategia seguida por U2, -pues es (debe ser) una prueba definitiva más de que los días de la -distribución tradicional ya acabaron, que el futuro de la venta de música -está atado a nuevos formatos y a internet, y que para una nueva generación de -chavos (los principales consumidores de música) el objeto físico (CD, casete, -LP) ya no es ni relevante ni importante (porque no encuentran ningún valor -agregado en él).

- Esta defensa de la música digital no implica, por supuesto, una defensa de -la piratería y de sus prácticas ilegales. Existen ya formatos seguros que dan -mayores garantías para evitar o restringir la copia ilegal de música, con más -efectividad que los CDS, cuenten o no con seguro anticopia. En realidad, a veces -la histérica denuncia de la piratería ha sido el argumento preferido de las -disqueras –Sony Music, la más relevante de todas– para simular su -ineficacia, su falta de visión de futuro, su incapacidad para innovar y, -también, su codicia. Varios artistas, como los grupos Metallica o Red Hot Chili -Peppers, siguen este ejemplo y han condicionado la venta de su material a la -compra de discos completos, un esquema que ya no tiene futuro.

- Tampoco es que el CD vaya a desaparecer, pero las disqueras habrán de darle -más al consumidor por el mismo precio. Y aquí más significa, por fuerza, -mejor definición, mejores empaques, contenidos exclusivos. Ya Peter Gabriel, -quien posee su propio sello y ha ensayado modelos de distribución digital de -música, ha declarado su tristeza ante el auge del formato MPS, pero no por -razones comerciales sino porque le da al consumidor una pobre experiencia de -audio. Gabriel lanzó su colección de álbumes en formato SACD (súper audio -CD), que ofrece 5.1 canales de definición. Varios discos se ofrecen a la venta -como descarga vía internet. El ex integrante de Genesis sabe que no es sabio -apostar contra el futuro.

- En suma, tarde o temprano las disqueras modificarán su esquema de negocio y -deberán contar con ejecutivos visionarios, que hagan su trabajo y no vivan de -las rentas. Los accionistas de esas compañías deberán reducir sus -expectativas de ganancias e invertir por algo más que la codicia. Y los -artistas estarán obligados a hacer un mejor trabajo: componer mejor, producir -mejor, interpretar mejor y ofrecer material relevante si no quieren quedar -relegados y ser productores de rolitas. El consumidor responsable tiene todo por -ganar.

-

Publicidad

*Periodista independiente especializado en temas de tecnologías de -información. Para cualquier pregunta, sugerencia, crítica o reclamo puede -dirigirse a la dirección electrónica: apuertas@expansion.com.mx.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad