Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Ganar es el juego

Comercial y Manufacturera, fabricante del tradicional Turista Mundial, renueva estrategias.

Jugar y perder, bien puede suceder, pero lo importante es la táctica. Más de 40 años en el negocio avalan a Comercial y Manufacturera –mejor conocida por sus marcas Birján y Anáhuac– para dar consejos.

-

“Ofrecer desde turistas hasta ouijas, pero hacer los mejores”, recomienda  Helios Eguiluz, gerente general de la compañía, que vende cerca de 300,000 juegos de mesa al año y más de 20 millones de artículos escolares y papeleros.

-

Matatenas, loterías, damas chinas y hasta sacapuntas constituyen la oferta de la empresa, que inició en 1960 como distribuidora de artículos papeleros y juegos de salón, entre ellos el famoso Turista Mundial.

Publicidad

-

 A poco tiempo de comenzar operaciones, la firma empezó a vender sus propios productos. El nacimiento de las tiendas de autoservicio le ayudó a tener crecimientos anuales hasta de 50%. En sólo una década se había convertido en líder del sector, seguida de cerca por Novedades Montecarlo y Fotorama de México.

-

Este panorama animó a la compañía a solicitar financiamientos para modernizar su infraestructura. Sin embargo, con la crisis de 1982 su deuda se elevó hasta el cielo. A ello se sumó la inundación del mercado con juguetes chinos, a los cuales trajo la apertura comercial.

-

Para recuperarse, la organización se dedicó a mejorar la presentación de sus productos y exportar, actividad que representa 4% de sus ventas.

Publicidad

-

Por su precio, de entre $12 y $250 pesos, los juegos de mesa de Birján aún tienen un público asegurado.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad