Publicidad
Publicidad

Ronda el fantasma

La fiebre aftosa siembra el terror en el campo europeo. Francia hace lo posible para evitarla.

Desde Gran Bretaña viaja la fiebre aftosa que afecta a bovinos, borregos, cabras, cerdos y camellos.

-

Publicidad

Cuando un animal contrae la enfermedad, sufre alta temperatura, excesiva salivación y aftas en el hocico. Los más jóvenes pueden morir y los que sobreviven padecen abortos, bajas de peso y de producción lechera.

-

Como respuesta a esta amenaza, Francia prohibió el desplazamiento de animales (excepto a mataderos), las carreras de caballos, el movimiento de circos y clausuró temporalmente los zoológico.

Publicidad

-

Cuando las autoridades galas detectaron anticuerpos en 267 animales, sacrificaron 36,133. Pese a estas medidas, el Ministerio de Agricultura confirmó, el pasado 13 de febrero, el primer caso de fiebre aftosa en Mayenne.

-

Publicidad

Las pérdidas financieras serán compensadas por subvenciones nacionales o europeas: alrededor de $100 dólares por ovino y $1,000 dólares por bovino. Ante la amenaza viral y el problema de la vaca loca, Francia hace todo lo posible por evitar la ruina de su industria ganadera.

-

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad