Publicidad
Publicidad

Ruptura y tradición

La Provenza de los pintores

En el Museo del Palacio de Bellas Artes se ofrece una muestra que cubre de modo significativo las décadas que distan entre 1880 y 1920 –aunque hay obras desde 1850 hasta 1950– del arte paisajístico francés, arte empeñado en traducir en el lienzo los rincones y escenas de una región francesa especialmente dotada con una luz casi sólida que resultó muy atractiva para diferentes generaciones de pintores, La Provenza.

- La exposición se nutre de acervos de diferentes museos de Francia y reúne 82 obras de 49 artistas connotados, como Cezanne, sobre todo, Dufy, Picasso, Matisse, Renoir y otras estrellas de la constelación del ARTE, con mayúsculas. Precisamente, la muestra procura revelar al visitante atento el tránsito entre una tradición por un lugar y la fractura que ocurre en el periodo que quiere enmarcar, es decir, la ruptura del arte finisecular del siglo XIX a la “revolución” impresionista, con sus derivaciones y hallazgos en las primeras décadas del Siglo XX. El eje del arte pasa en ese cambio de Roma a París, y Provenza se convierte en “el taller bajo la luz del cielo”, donde los pintores recrean el horizonte, y no sólo del paisaje privilegiado, sino del futuro de la plástica universal.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad