Con nuevo bebé

Kimberly-Clark sale de compras para fortalecer su segmento de niños y llegar con más fuerza a otros mercados. La volatilidad en los precios de insumos es el principal enemigo de su plan.
Cinthya Bibian

Kimberly-Clark / 72 en el ranking 500

El fabricante de desechables lleva casi 100 años manufacturando artículos para bebé, en particular pañales, y su interés de sumar a su portafolio nuevos productos para este segmento no hace más que fortalecer su experiencia en ese nicho.

Lo anterior explica que hace apenas unas semanas Kimberly-Clark haya pagado 125 millones de dólares (MDD) por el negocio de accesorios para alimentación de Evenflo, con lo que espera entrar a un mercado valuado en 200 MDD en México y 700 MDD en Estados Unidos.

"Pensamos que se pueden generar importantes sinergias en ventas, comercialización, distribución y compras... ya trabajamos en esa categoría (pañales y productos para bebés)... creemos que podemos hacer que este negocio crezca de manera significativa", dice Pablo González Guajardo, director general de Kimberly-Clark de México.

La adquisición incluye la fabricación y venta de biberones, chupones, vasos y extractores de leche para su comercialización en EU, Canadá y México, así como la división de asientos de bebé para automóviles y carriolas.

Para el pronto crecimiento de este segmento, la empresa planea aprovechar sus canales en México, y ya cuenta con el apoyo de Kimberly-Clark Corporation en Estados Unidos.

No obstante, Kimberly-Clark de México enfrenta un entorno complicado para llevar a buen puerto su plan de expansión: la volatilidad de precios y los conflictos económicos en Europa han afectado la confianza del consumidor y la estabilidad del peso.

Los costos han tenido un mejor comportamiento en términos de precios para fibras vírgenes y recicladas, respecto a los que tuvieron en 2010 y 2011; sin embargo, la depreciación del peso frente al dólar -en seis meses el billete verde pasó de 12 a 13 pesos- ha llevado a que se disipe la reducción observada.

"Para 2012 el peso sigue siendo presionado por toda la volatilidad; todavía se enfrentará una situación difícil, en general por los aumentos y disminuciones en algunos de los materiales", dice González. En el último año, los precios de las materias primas se han elevado hasta  40%.

Para el presente año, la empresa espera un crecimiento de 6% en ventas: la mitad por mayores precios y el resto por mayor volumen de ventas basado en una estrategia de innovación en sus principales categorías.

Si a esto se añade una menor depreciación del dólar, "podría ayudar a la compañía a mostrar un mejor comportamiento en los meses que vienen", comentan analistas de Banorte.

Kimberly-Clark de México mantiene el optimismo en su estrategia de expansión este año. De hecho, en 2012 planea invertir 80 MDD para incrementar su capacidad operativa, y no descarta hacer una compra adicional, si se presenta otra oportunidad, afirma González.

En 2011 sus negocios adquiridos le generaron ventas por 62 MDD.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Paul Steklenski, el hombre que rescata perros en su avión privado
Te Recomendamos
×