Publicidad

Ferrari, una fábrica de ilusiones

Desde 1947 la fábrica de Maranello se ha convertido en el lugar insignia de la prestigiosa marca; entre sus muros se combina alta tecnología con el trabajo manual para crear legendarios autos.
agosto 23, 2012 01:27 PM
  • La región Emilia-Romagna es la meca de los automóviles de alto desempeño. En ese lugar, Enzo Ferrari, fundador de Ferrari, asentó su poderío porque había buena manufactura mecánica y mano de obra calificada.
  • Durante la Segunda Guerra Mundial bombardeos aliados destruyeron la primera fábrica de Ferrari llamada Auto Avio Costruzioni. Por ello, en 1947, Enzo la reubicó en el poblado de Maranello.
  • La prioridad de Don Enzo (conocido como Il Commendatore) era crear autos de competición. De eso modo, Maranello se convirtió en la sede del equipo de Fórmula 1 de Ferrari y en el hogar donde se fabrican los deportivos para competencias.
  • En los años 60, Don Enzo se cansó de las complicaciones del negocio de los autos de calle y buscó venderlo. Ford fue la principal interesada, sin embargo, a último momento Ferrari rechazó la compra.
  • En 1965, la marca italiana Fiat adquirió la división de autos de calle de Ferrari y le dejó el control de las carreras a Don Enzo, quien paulatinamente le fue dejando el control a Fiat, hasta su muerte en 1988, a los 90 años.
  • Actualmente, Maranello tiene una producción semiartesanal que alcanza los 8,000 autos por año. Se caracteriza por su perfecta producción en serie, operaciones robotizadas y línea de ensamble móvil.
  • En la fábrica se combinan operaciones muy industrializadas con el trabajo 100% manual del cuero para los interiores. Cada Ferrari es tapizado con pieles seleccionadas cuidadosamente, que luego son cocidas con un acabado homogéneo.
  • El motor es el corazón de un Ferrari. Por ello, cada uno es ensamblado y revisado por un solo operario, con un cuidado únicamente igualado por la profunda inspección final de cada auto.
  • La región Emilia-Romagna es la meca de los automóviles de alto desempeño. En ese lugar, Enzo Ferrari, fundador de Ferrari, asentó su poderío porque había buena manufactura mecánica y mano de obra calificada.
  • Durante la Segunda Guerra Mundial bombardeos aliados destruyeron la primera fábrica de Ferrari llamada Auto Avio Costruzioni. Por ello, en 1947, Enzo la reubicó en el poblado de Maranello.
  • La prioridad de Don Enzo (conocido como Il Commendatore) era crear autos de competición. De eso modo, Maranello se convirtió en la sede del equipo de Fórmula 1 de Ferrari y en el hogar donde se fabrican los deportivos para competencias.
  • En los años 60, Don Enzo se cansó de las complicaciones del negocio de los autos de calle y buscó venderlo. Ford fue la principal interesada, sin embargo, a último momento Ferrari rechazó la compra.
  • En 1965, la marca italiana Fiat adquirió la división de autos de calle de Ferrari y le dejó el control de las carreras a Don Enzo, quien paulatinamente le fue dejando el control a Fiat, hasta su muerte en 1988, a los 90 años.
  • Publicidad
  • Actualmente, Maranello tiene una producción semiartesanal que alcanza los 8,000 autos por año. Se caracteriza por su perfecta producción en serie, operaciones robotizadas y línea de ensamble móvil.
  • En la fábrica se combinan operaciones muy industrializadas con el trabajo 100% manual del cuero para los interiores. Cada Ferrari es tapizado con pieles seleccionadas cuidadosamente, que luego son cocidas con un acabado homogéneo.
  • El motor es el corazón de un Ferrari. Por ello, cada uno es ensamblado y revisado por un solo operario, con un cuidado únicamente igualado por la profunda inspección final de cada auto.
Publicidad