Publicidad

Huelga y caos en sede del Mundial

Trabajadores del Metro de Sao Paulo realizan paro a días de iniciar el torneo; ante la desesperación, algunas personas tiraron vallas y caminaron por las vías.
junio 06, 2014 07:25 PM
  • Cientos de personas abarrotaban los andenes del Metro de Sao Paulo por segunda ocasión el viernes ante el paro de trabajadores.
  • Más de 4 millones de personas sacaron su auto o abarrotaron los camiones para poder llegar a su destino, lo que provocó el peor embotellamiento en la historia de la ciudad.
  • Trabajadores del Metro en Sao Paulo exigen un alza salarial a días de que inicie el Mundial.
  • Las tres de las cinco líneas disponibles no se dieron abasto ante la cantidad de personas que no tenían otra forma de transportarse.
  • Algunos pasajeros frustrados por la suspensión del servicio optaron por saltar y seguir su camino por las vías.
  • Las huelgas en sectores como el transporte público y la policía han sido comunes en Brasil en los últimos días.
  • Más de cuatro millones de pasajeros se quedaron sin transporte
  • La desesperación fue tal que otros patearon y rompieron las vallas del Metro para pasar.
  • Cientos de personas abarrotaban los andenes del Metro de Sao Paulo por segunda ocasión el viernes ante el paro de trabajadores.
  • Más de 4 millones de personas sacaron su auto o abarrotaron los camiones para poder llegar a su destino, lo que provocó el peor embotellamiento en la historia de la ciudad.
  • Trabajadores del Metro en Sao Paulo exigen un alza salarial a días de que inicie el Mundial.
  • Las tres de las cinco líneas disponibles no se dieron abasto ante la cantidad de personas que no tenían otra forma de transportarse.
  • Algunos pasajeros frustrados por la suspensión del servicio optaron por saltar y seguir su camino por las vías.
  • Publicidad
  • Las huelgas en sectores como el transporte público y la policía han sido comunes en Brasil en los últimos días.
  • Más de cuatro millones de pasajeros se quedaron sin transporte
  • La desesperación fue tal que otros patearon y rompieron las vallas del Metro para pasar.
Publicidad