Juanita Castro, un exilio a favor de la revolución cubana

Por:
Julio Aguilar

Juanita Castro hizo alianzas que le costaron grandes sacrificios para contrarrestar la dictadura de su hermano, al mismo tiempo que defendía la revolución en Cuba

Agente especializado de la CIA

1
juanita castro  Sin Pie de Foto  (Foto: Reuters)

En julio de 1961, Juanita Castro, hermana del líder cubano Fidel Castro Ruz, esperó en su casa de La Habana junto a la radio. En punto de las siete de la noche, aguardaba con ansias para escuchar una melodía programada para ella.

De pronto, comenzó a sonar el vals Fascinación, de F.D. Marchetti, tocado especialmente para ella, en ese entonces de 28 años, por la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA), de la cual era agente secreto.

De esa forma los estadounidenses le avisaban que al concluir el vals comenzarían a transmitir el primer mensaje cifrado para Donna, el nombre clave de Juanita.

“No queríamos quitar a un dictador como Fulgencio Batista para que su lugar fuera ocupado por otro. Cuando tú luchas por un ideal no debes tener complejos, así que tenía derecho de buscar a la CIA; Él (Fidel) fue quien traicionó la revolución”, dijo Juanita, sentada en una suite del hotel Sheraton María Isabel en la Ciudad de México, el mismo lugar en donde empezó su servicio para la CIA, en una entrevista con la revista Quién en 2009.

Esta entrevista de la mujer rebelde de la familia Castro Ruiz se dio en el marco de la presentación de su libro de memorias Fidel y Raúl, mis hermanos. La historia secreta. 

Juanita, nació en 1933 en Birán, Cuba, sus hermanos Fidel y Raúl Castro fueron partícipes de la revolución cubana que este 26 de julio de 2011 celebra su 58 aniversario.

El contacto con 'Donna'

2
juanita castro  f  (Foto: Libro Fidel y Raúl, mis hermanos. La historia secreta. Juanita Castro. Editorial Aguilar)

La primera entrevista de Juanita con la CIA se llevó a cabo en la Ciudad de México. 

La hermana de Fidel se entrevistó con el agente Enrique días después de que Virginia Leitao da Cunha, esposa del embajador de Brasil en Cuba le dijera: "Gente muy importante quiere conocerte y hacerte un planteamiento...Se trata de la CIA, Juanita", relata.

Enrique era el alias del agente secreto Tony Sforza, según revela Juanita en sus memorias, por las que se le acusó de violar el secreto de la CIA.

“En realidad Juanita no violó el secreto, sólo confirmó lo que dijo Theodore Shackley cuando él echó para adelante a mucha gente que colaboró con la CIA”, explica la periodista veracruzana María Antonieta Collins, la amiga cercana de Juanita que colaboró con ella para escribir las memorias.

María Antonieta se refiere al libro Spymaster, My Life in the CIA, publicado en el 2005 y escrito por un agente de inteligencia de Estados Unidos que murió en 2002, en el que las identidades de algunos agentes, como Juanita, fueron reveladas.

La mejor opción: decir la verdad

3
juanita castro  g  (Foto: Libro Fidel y Raúl, mis hermanos. La historia secreta. Juanita Castro. Editorial Aguilar)

En su libro, la hermana Castro revela que aceptó la propuesta de colaborar con la CIA, mientras no se le pidiera participar en ningún plan sangriento.

Además le advirtió a Enrique que no aceptaría dinero por sus servicios. El pacto fue cerrado en la suite del hotel Sheraton María Isabel y pocos días después la cubana comenzó a informar sobre lo que ocurría en su país.

Juanita asegura que desconoce los intentos de asesinato de Fidel.

“A mí la CIA no me llamó para decirme ‘oye, tienes que participar en una acción contra la vida de tus hermanos’, y yo no tenía por qué saber los planes de ellos. ¿Qué mal he hecho yo? Luchar por la libertad de mi país no es hacerle daño a nadie”, afirma.

El motivo de esa reunión era para frenar la imposición del comunismo en la isla ubicada en el Caribe. Sin embargo, la misión fracasó, llevando a Juanita al exilio desde 1964. 

Hermana rebelde, hija rebelde

4
juanita castro  f  (Foto: Libro Fidel y Raúl, mis hermanos. La historia secreta. Juanita Castro. Editorial Aguilar)

En 1999, Juanita dictó a María Antonieta Collins su primer libro de memorias, aunque este no fue publicado. 

En este, se reivindicaba la memoria de sus padres y abuelos, que fueron insultados y difamados en el libro Memorias de la hija Rebelde de Fidel Castro, de Alina Fernández Revuelta.

De acuerdo con ese libro, Alina nació en 1956 de una relación extramarital de Fidel con Natalia Revuelta. “Es una supuesta hija de mi hermano. A mí no me consta nada”, dice Juanita, que en su libro de memorias es muy pudorosa sobre sí misma.

Entre enfados por los actos de Alina, Juanita asegura que ha dedicado la mayor parte de su vida a Cuba desde Miami, en donde resiste en el exilio forzado de una isla en donde se detuvo el tiempo, y en donde nada se mueve desde hace 50 años sin la voluntad de sus hermanos Fidel y Raúl, los Castro de Birán.