Publicidad
Publicidad

El G-20 se enfocará en la lenta recuperación de la economía mundial

Hay pocas expectativas de que se logren compromisos concretos en la cumbre, pero se espera que los líderes globales llamen al crecimiento

Los líderes de los países más industrializados y las economías emergentes comenzaron la cumbre del G-20 en México este lunes con el objetivo de impulsar una lenta recuperación económica mundial.

Oficialmente la reunión se enfocará en una de las principales causas de la letárgica recuperación, una persistente debilidad en los 17 países que usan el euro como su moneda nacional.

Mientras se preparaban para la reunión en medio de una elección en Grecia —el país de la eurozona con más problemas—, funcionarios de la Casa Blanca expresaron su optimismo de que el nuevo gobierno griego se mantendría comprometido con una solución que mantendría al país en la unión monetaria de Europa.

“Como el presidente (Barack) Obama y otros líderes han dicho, creemos que es de nuestro interés que Grecia permanezca en la zona euro respetando su compromiso de reforma”, dijo el secretario de Prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, a través de un comunicado que daba respuesta a los resultados de las elecciones.

Publicidad

La elección en Grecia que daba la posibilidad de sacar al país de la eurozona era uno de los mayores temas antes de la cumbre, y mientras los temores parecen haberse disipado por ahora, Estados Unidos aún espera que los líderes de Europa expongan un plan para lidiar con los efectos de la afligida economía griega.

“Esperamos escuchar más de esto en Los Cabos (México), que muestren que están fundamentalmente comprometidos para evolucionar la zona del euro de tal forma que la unión monetaria sea más fuerte en virtud de tener una unión bancaria, más unión fiscal, más unión política”, dijo el Sscretario del Tesoro de Asuntos Internacionales, Lael Brainard, días antes de que iniciara la cumbre.

Es poco probable que haya compromisos concretos en la cumbre, pero los miembros del gobierno de Obama tenían esperanzas de que los líderes globales dejarían México con una voz unida que llamara al crecimiento.

“Esta no es una reunión en la que esperamos que los europeos tomen decisiones sobre Europa”, dijo Mike Froman, asesor de seguridad nacional de economía internacional. “Tendrás a cuatro de los 17 miembros de la eurozona. Tendrás a cinco de 27 miembros de la Unión Europea, más, por supuesto, (el presidente del Consejo Europeo, Herman) Van Rompuy y (el presidente de la Comisión Europea, José Manuel) Barroso.

Publicidad

“Así que es una oportunidad —y los alentaremos para que la tomen— para exponer una visión de qué es lo que quieren para Europa y la eurozona en el futuro, y cómo quieren abordar estas cuestiones. Pero no es una reunión en la que esperamos que vengan y tomen decisiones para toda Europa”.

Mientras intentan evitar un contagio económico es central para la misión del G-20, mucho ojos estarán puestos en la primera reunión bilateral entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama y el recién reelecto presidente ruso Vladimir Putin.

Rusia ha bloqueado recientemente dos resoluciones en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que tenían la intención de detener los brutales ataques del gobierno del presidente Bachar al Asad contra civiles, lo que ha profundizado la división que ha ensombrecido el resurgimiento de la relación entre Estados Unidos y su exenemigo de la Guerra Fría.

Antes de la reunión, el consejo adjunto de Seguridad Nacional, Ben Rhodes, dijo a los reporteros que Estados Unidos sigue trabajando para conseguir un acuerdo con Rusia sobre su posición en torno a que al Asad debe dejar el poder.

Publicidad

“Hemos estado trabajando para conseguir que los rusos estén en línea, francamente, con la comunidad internacional en general”, dio Rhodes. “No sólo un asunto entre Estado Unidos y Rusia, es realmente un problema entre la comunidad internacional, por un lado, que está expresando su apoyo a una verdadera transición en Siria, y el gobierno sirio, que, por supuesto, se ha resistido a dar ese paso”.

“Así que seguiremos trabajando en esa zona de diferencias con los rusos porque creemos que pueden jugar un rol, de nuevo, al presionar al régimen e Asad y apoyar la transición política”.

Además de la reunión entre Obama y Putin este lunes, el estadounidense también se reunirá con el presidente chino, Hu Jintao. Se espera que ambos discutan el rol de China en las conservaciones sobre su programa nuclear, así como en el impulso que el país asiático está dando al crecimiento.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad