Publicidad
Publicidad

Jersey Vargas, la niña que habló con el Papa, vuelve a ver a su padre

La menor se reencontró con su papá luego de viajar al Vaticano y pedirle a Francisco que le solicitara a Obama detener la deportación

La niña que intercedió ante el papa Francisco por su padre, que estaba a punto de ser deportado, sonríe satisfecha por primera vez en muchos meses.

Después de dos años sin ver a su padre, Jersey Vargas pudo abrazarlo con emoción.

Mario Vargas, el padre, fue arrestado en Tennessee por una infracción de tránsito y por manejar bajo la influencia del alcohol.

Las autoridades de ese estado lo entregaron a funcionarios de inmigración y enfrentó un proceso de deportación.

Publicidad

Jersey consiguió ver el sábado a su padre después de viajar al Vaticano y pedirle personalmente al papa Francisco que le solicitara al presidente Barack Obama que detenga las deportaciones.

No se imaginaba que sus súplicas serían escuchadas.

Su padre fue transferido de Tennessee a un centro de detención de Luisiana, donde fue liberado el viernes tras pagar una fianza.

Jersey dijo que ha cumplido su misión y trabajará en política para evitar que otras familias pasen por lo que ella sufrió.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad