El tuit de guerra nuclear que se escuchó en todo el mundo

El mensaje de Trump es polémico por el hecho de que fue escrito por el inquilino de la Casa Blanca que durante décadas ha sido el garante efectivo de una era de 70 años de paz mundial.
¿Guerra?  Los mensajes de Trump plantean nuevas preguntas sobre si el presidente ha reflexionado sobre el impresionante poder destructivo en su mando.  (Foto: Shutterstock)
STEPHEN COLLINSON
WASHINGTON (CNN) -

El hombre más poderoso del mundo inició un nuevo enfrentamiento impresionante con Corea del Norte este martes. Donald Trump presumió al líder Kim Jong-Un que tenía un arma nuclear “mucho más grande y poderosa”.

Trump advierte a Corea del Norte que su botón nuclear es más grande y poderoso

Los comentarios de Trump sobre su destreza nuclear, similares a "el mío es más grande que el suyo" de los insultos de colegiales, plantean nuevas preguntas sobre si el presidente ha reflexionado sobre el impresionante poder destructivo en su mando.

Su arrebato también eleva a Kim, líder de una autocracia empobrecida usando un programa nuclear para asegurar su supervivencia, a una confrontación de ojo por ojo junto con el presidente de los Estados Unidos.

"¿Alguien de su régimen empobrecido y hambriento le informa que yo también tengo un botón nuclear, pero es uno mucho más grande y más poderoso que el suyo?, ¡y mi botón funciona!", tuiteó Trump.

Las sanciones y “otras” presiones están comenzando a tener un gran impacto sobre Corea del Norte. Los soldados están escapando peligrosamente a Corea del Sur. El hombre cohete ahora quiere hablar con Corea del Sur por primera vez. Tal vez esas sean buenas noticias, tal vez no. ¡Ya veremos!

El tuit fue notable no solo por su contenido sino por el hecho de que fue escrito por un presidente, el titular de la oficina que durante décadas ha sido el garante efectivo de una era de 70 años de paz mundial impuesta por Estados Unidos.

Otros presidentes de Estados Unidos han considerado en privado el uso de armas nucleares desde que Harry Truman desencadenó la ira horrible de la guerra atómica sobre Hiroshima y Nagasaki para poner fin a la Segunda Guerra Mundial en 1945.

Lee: 2018, una montaña rusa para Estados Unidos y Donald Trump.

Pero antes de Trump, ningún otro presidente de Estados Unidos ha hecho amenazas públicas y arrogantes como esa, aparentemente saboreando el poder que ejerce como la persona que podría, por sí mismo, desplegar el arsenal nuclear devastador de Estados Unidos en cuestión de minutos.

La apuesta de Trump es aún más arriesgada ya que probablemente una a los aliados de EU, enoje a potencias mundiales clave como Rusia y China que Washington necesita para resolver la disputa y porque nadie sabe cómo responderá el impredecible Kim.

"Llamarlo juvenil sería un insulto a los niños, por lo que hizo esta noche”, dijo el almirante retirado John Kirby, ex portavoz del Departamento de Estado y el Pentágono a Jake Tapper de CNN este martes.

Recomendamos: Trump dice que nunca llamaría "bajo y gordo" a Kim Jong-Un.

"Sí creo que en los pasillos del Pentágono y el Departamento de Estado habrá mucha preocupación por esto, pues él es el presidente de Estados Unidos. Sus tuits serán tomados como la política oficial”, dijo Kirby, ahora analista de CNN. "No hay duda de que darán lugar a errores y confusión por allí”.

Aumentando el miedo

La descarga de Trump suscitó dudas sobre qué tanto aprecia la gravedad de la disputa con Corea del Norte, tanto que Mike Mullen, exjefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos advirtió el domingo que se dirigen cada vez más a una guerra nuclear.

Esto inevitablemente aumentará el miedo en el noreste de Asia sobre que las tensiones entre EU y Corea del Norte podrían suscitar errores de cálculo que rápidamente podrían llevar al conflicto más desastroso en décadas.

Y su intervención también parece subestimar lo que ha sido un esfuerzo exitoso por lograr que las potencias mundiales sigan a EU para imponer las sanciones punitivas aún en el Norte estalinista.

Recomendamos: Quién es Kim Jong-un, el polémico líder norcoreano con muchos enemigos.

El presidente atacó después del mensaje de año nuevo de Kim, en el que advirtió que tenía un botón nuclear en su escritorio “en todo momento”.

El movimiento de Trump fue notable en muchos niveles.

Ilustra la forma en que ha convertido a los Estados Unidos de un baluarte de la estabilidad y la sobriedad en el sistema internacional a un agente de interrupción y la imprevisibilidad en su propia imagen volátil.

También socava la idea de que sus instintos impredecibles son refrenados por los funcionarios más experimentados de la administración, como el secretario de Defensa James Mattis.

No hubo una reacción inmediata por parte de la Casa Blanca o en otra parte del gobierno de Estados Unidos sobre el tuit impactante de Trump en la noche del martes.

Recomendamos: OPINIÓN: La credibilidad de Donald Trump en el mundo está por los suelos.

Pero llegó el día salvaje, cuando el presidente, de vuelta en Washington después de sus vacaciones en Florida, disparó un conjunto de tuits extraños e inflamatorios que incluyen una llamada a su propio Departamento de Justicia para enviar a la cárcel a uno de sus enemigos políticos: Huma Abedin, el aliado más cercano de Hillary Clinton, y una sugerencia de que el "estado profundo" conspiraba contra su gobierno.

También se llevó el crédito por el desempeño estelar de las aerolíneas comerciales mundiales al no haberse registrado ningún accidente fatal el año pasado, a pesar de que él no tuvo nada que ver con el récord de seguridad de la industria.

Cuestión de temperamento

El día tenso de Trump probablemente también haga surgir preguntas sobre su temperamento y capacidad de cumplir con las profundas responsabilidades de su puesto, un debate que inició el año pasado después de diatribas anteriores y explosiones contra Kim, a quien apodó “Pequeño hombre cohete” en una misión suicida.Pero a pesar de que el presidente tuitea con abandono sobre la posibilidad de una guerra nuclear, sus defensores probablemente permanezcan imperturbables y seguramente acusen a los medios de exagerar.

Muchos partidarios de Trump creen que es hora de que EU trate a los líderes de Corea del Norte con desdén y para lanzar su propia retórica, dado el fracaso de los presidentes por más de 20 años para detener el programa nuclear de Pyongyang.

Lee: ¿Qué tan serias son las amenazas de Trump?

Y la andanada de Trump a Kim, en un contexto doméstico, podría hacer que se vea rudo para algunos, una clave de su atractivo político durante mucho tiempo.

Algunos partidarios, sin duda, citarán la teoría de "loco": la idea de que Trump podría maximizar astutamente su influencia haciendo que los norcoreanos y otras potencias asiáticas crean que en realidad puede usar armas nucleares.

Y la Casa Blanca puede argumentar de manera creíble que la diplomacia de la zanahoria y el palo y la retórica "eje del mal", utilizada por diferentes presidentes para tratar con Corea del Norte ha logrado convencer a Pyongyang para que abandone su programa nuclear.

Preocupaciones estratégicas

Sin embargo, el hecho de que Trump está hablando de manera frívola acerca de las armas nucleares es sorprendente y su tuit también plantea cuestiones estratégicas.

No está claro, por ejemplo, si el presidente está revelando una evaluación realizada por las agencias de inteligencia de Estados Unidos sobre la potencia del programa de Corea del Norte ya que parece sugerir que el botón nuclear de Kim no funciona.

El gran temor de los expertos nucleares es que Corea del Norte tenga éxito este año en crear un misil balístico con un dispositivo nuclear que podría golpear la parte continental de Estados Unidos.

Lee: Corea del Norte asegura que su último misil es capaz de alcanzar todo EU.

Una manera de leer el tuit de Trump es que Kim está por debajo de ese punto hasta el momento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Kim ha anclado su régimen en la idea de que Estados Unidos, el enemigo del Norte en la Guerra Coreana de 1950-1953 está empeñado en destruir el régimen comunista con un ataque nuclear. En ese sentido, el mensaje de Trump cae justo en las manos de la presunción de propaganda del régimen solitario, tanto como su amenaza de hacer llover “fuego y furia” sobre Corea del Norte el año pasado.

El estallido del presidente también puede ensanchar la brecha entre su gobierno y la administración del presidente de Corea del Sur Moon Jae-in, que ha respondido positivamente a una oferta de Corea del Norte de conversar, movimiento ampliamente visto como un intento de abrir una brecha entre Seúl y Washington.

Ahora ve
Así tranquilizó una maestra a sus alumnos mientras ocurría un tiroteo
No te pierdas
×